planetas

Esta página web pertenece a PRUFON, una organización que investiga
el fenómeno ovni situada en Puerto Rico para compartir con nuestros
amigos hispanohablantes artículos relacionados con el fenómeno ovni
y de otros sucesos paranormales que ocurren en el mundo entero.

La abducción alienígena de un anciano en Emilcin, Polonia

"Juro solemnemente ante Dios, que mi informe sobre el encuentro con los extraterrestres, el 10 de mayo de 1978, es absolutamente cierto. Dios es mi testigo que estoy diciendo la verdad." Ese fue el juramento firmado por Jan Wolski, un devoto Católico Romano, en la presencia de dos testigos y convenció al sacerdote local de casi 100 años de edad que Wolski realmente estaba diciendo la verdad.




Esta es una historia de un anciano agricultor polaco que fue abducido por los extraterrestres en la época cuando Polonia era un país comunista controlado por la Unión Soviética. Debido a esta abducción alienígena, que fue la primera registrada en Polonia, se convirtió en el primer país en el entonces mundo comunista en desarrollar un movimiento ufológico civil con organizaciones.







Este encuentro/abducción alienígena es el más famoso y el más conocido en Polonia.  Se ha vuelto tan popular que en 2005 se erigió un monumento en Emilcin, Polonia, en el lugar donde se dice que la abducción había ocurrido, para conmemorar la abducción de Jan Wolski. El texto en polaco, dice: "El 10 de mayo de 1978 en Emilcin un objeto ovni aterrizó. La verdad nos asombrará en el futuro".

Además, Wolski no tenía exposición a los informes de los ovnis ya que no tenía televisor, ni siquiera una radio, y sólo leía los periódicos cuando sus hijos los traían a casa.



La Historia:

El 10 de mayo de 1978, temprano en la mañana unos minutos después de las ocho, Jan Wolski de 71 años de edad, viajaba en su carreta por un bosque cerca de su pueblo (Emilcin, Polonia). De pronto vio caminando delante de él a dos pequeños humanoides (alrededor de 1,5 metros de altura), vestidos con trajes negros ajustados, encapuchados y yendo en la misma dirección en el camino. Se movían de una manera torpe extraña, manteniendo sus piernas bien separadas.


Cuando Wolski comenzó a alcanzarlos, inesperadamente saltaron en ambos lados de su carreta sorprendiéndolo de su agilidad. En este momento, la carreta se sacudió como si hubiera un aumento desproporcionado de carga. Sentados en ambos lados en la carreta detrás de Wolski, empezaron a conversar entre sí en un idioma extraño, que constaba con chillidos y sonidos muy agudos similares a las palomas y las risas de las hienas. Esto despertó sus sospechas de que no eran humanos.

"Los miré de mi lado", dijo Wolski, "De una manera extraña, vestían con trajes ajustados negruzcos, sólo la cara y las manos estaban descubiertas. Pensé que podrían ser chinos, pero no pregunté. Sus piernas colgaban fuera de la carreta y era obvio que tenían zapatos raros del mismo color que el resto de la ropa, pero la parte delantera tenía forma de aleta. También tenían entre sus dedos una pequeña membrana desde la base hasta el final de la primera articulación del dedo. No entendí nada de lo que decían… como  que 'gorjeaban' entre ellos."


Cuando llegaron a unos trescientos metros de un pequeño claro delante de la carreta, Wolski notó contra una pared de árboles un vehículo plateado inusual cerniéndose unos 4 a 5 metros sobre el suelo.
  
Su forma más o menos se parecía a un helicóptero de dos rotores. El vehículo no tenía ventanas y su única abertura era una puerta situada en el centro de la pared frontal. La jamba de la puerta reveló el espesor de las paredes estimadas alrededor de 20 centímetros. El ovni no tenía cuello, alas, patas o ruedas. Las únicas cosas que sobresalían de su exterior eran cuatro dispositivos en forma de cilindro colocados en cada esquina. Cada uno de estos cuatro "cilindros" contenía espirales verticales, descritos por Wolski como parecidos a "brocas". Se arremolinaban muy rápido, pero no echaban aire. Mientras giraban, parecían estar haciendo un zumbido débil, algo similar al sonido producido por un abejorro.

Desde la puerta del vehículo cayó una pequeña plataforma elevadora unida a cuatro cables. De repente, uno de los alienígenas se colocó en él "y con un gesto amistoso me invitó a entrar", Wolski dijo. Al instante ascendió a donde esperaban dos humanoides más dentro del vehículo. El humanoide que se había quedado en la planta baja, también subió para unirse a los otros tres. El vehículo tenía cuatro tripulantes.

Jan Wolski recordaba algunas cosas durante su estancia en la nave alienígena. Dentro del vehículo había un solo cuarto rectangular. Sus paredes totalmente no penetraban la luz. No había tampoco ventanas. Estaba oscuro y la única fuente de iluminación era la puerta abierta. La puerta estaba envuelta en una especie de tubo vertical situado a la izquierda del marco de la puerta. El piso, las paredes y el techo plano se veían como si estuvieran moldeados de un material duro similar al vidrio. El cuarto estaba vacío, sin muebles, sólo contenía pequeños bancos negros atados a las paredes con cables de 60 centímetros (dos cables por asiento). Wolski no notó ningún interruptor o indicadores de luz. Cerca de la entrada yacía una docena de aves vivas: cuervos o grajillas. El techo era semicircular y a lo largo de él corría un "tubo" negro.


Wolski dijo: "Eran un poco más cortos que los terrícolas, tenían las caras verdes oscuras y llevaban trajes negros/grises ajustados que cubrían todo el cuerpo y no había botones o cremalleras. Tenían los ojos inclinados y una boca que asemejaba a una delgada línea incolora. Cada uno de los dedos fue rodeado por una membrana. Hablaron entre sí en un idioma desconocido".

En algún momento, cuando entró en el cuarto, le obligaron a desvestirse. Wolski dijo, "Me dijeron, en lengua de signos, que tenía que desnudarme... Empezaron a examinarme con unos discos que parecían platos. Cuando estaba desnudo comieron algo horriblemente transparente que se parecía al hielo. Entonces uno se colocó cerca de una pared con dos pequeños agujeros perforados sobre ella. Él metió una barrilla negra dentro de los agujeros y les dio vueltas como si estuviera ajustando algo. Lo hizo varias veces."


Unos minutos después de examinarlo, le permitieron que se vistiera. La visita por lo visto se había terminado. Él se colocó en la puerta donde estaba la plataforma elevadora, se volvió hacia los alienígenas, puso su sombrero en el pecho e inclinó la cabeza y la parte superior del torso, en un gesto cortés. Ellos también se inclinaron hacia él. Wolski dijo además: "De todos modos, siempre fueron muy amables conmigo. Querían que me comiera un hielo extraño, pero yo ya quería volver a casa. Me apresuré a bajar unos pocos metros donde estaba mi carreta y yo estaba pensando en cómo pronto llegar a casa y contarle a todos sobre lo que me sucedió".

Cuando Wolski llegó a su casa, ató las riendas de su caballo y corrió adentro. Allí alertó a sus dos hijos y notificó a los vecinos. Fueron a buscar el ovni, pero ya no había un rastro de él. Obviamente no había un rastro donde el ovni flotaba en el aire, pero en todo el suelo blando los alienígenas dejaron mucho de su presencia en forma de huellas. Como tal, en los bosques y en el prado estaban llenos de huellas de estos ovninautas. Por desgracia, en los próximos días estaban completamente pisoteadas por cientos de personas y de la policía.


Cuando huyó a su casa, él no registró la hora de su salida del vehículo. Un niño de cinco años vio el objeto salir volando a baja altura sobre el pueblo de Emilcin y lo describió como un "autobús volador". Ese testigo informó que vio una escotilla cuadrada debajo del vehículo. Poco después de pasar por el pueblo, el vehículo aceleró, produjo un "trueno" (como una explosión sónica) y desapareció. Unos minutos antes de Jan Wolski anunciar lo que había experimentado, algunos residentes en Emilcin escucharon un estruendo espantoso procedente del subsuelo.



La siguiente es una historieta de la abducción de Jan Wolski que estaba escrito originalmente en polaco. Siempre quise traducir esta fascinante historieta, pero yo no hablo polaco. Revisé todo el Internet para ver si lo encuentro en español o en inglés, pero no había nada. Por suerte, lo encontré en francés, el único idioma que fue escrito aparte del polaco, que se me hizo más fácil para traducirlo en español e inglés. El siguiente artículo fue traducido por Nelson C. Rivera (PRUFON). 














El aterrizaje ovni presenciado por más de 200 estudiantes en Westall, Australia

Introducción:

El avistamiento de un aterrizaje ovni con la mayor multitud de personas en la historia de Australia (o quizás en el mundo) se produjo en Westall, un suburbio de la ciudad de Melbourne. Este avistamiento se ha convertido en uno de los misterios de ovnis más intrigantes de Australia. A diferencia a la mayoría de los avistamientos de ovnis, el objeto(s) fue observado por un gran número de más de 200 testigos creíbles de dos escuelas a plena luz del día durante 20 minutos. Este incidente atrajo una respuesta contundente de la policía y de la RAAF (Real Fuerza Aérea Australiana). 

La historia:

El miércoles, 6 de abril de 1966, aproximadamente a las 11:00 de la mañana (11,00 horas), en el suburbio Westall de la ciudad de Melbourne en Victoria (Australia), un grupo de estudiantes y un profesor de la Escuela Secundaria Westall estaban terminando un evento deportivo en el patio de la escuela y a punto de comenzar su descanso de la mañana, cuando de repente vieron a un objeto no identificado sobrevolando a baja altura. El objeto fue descrito como una nave en forma de platillo de color gris plateado con un ligero matiz púrpura y siendo como dos veces el tamaño de un auto familiar.


Los niños salieron al patio de la escuela corriendo 
incontrolablemente, señalando hacia arriba y gritando histéricamente: "¡Oh, mira hacia el cielo un platillo volante!" El objeto en forma de disco voló a baja altura sobre unos pilones de electricidad y comenzó a descender y después sobrevoló la esquina sudoeste de la escuela secundaria, yendo en dirección sureste. Dejó de ser visto cuando bajó detrás de una cercana arboleda de pinos donde hay un prado, una zona conocida como "The  Grange" (ahora es una reserva natural llamada "Grange Reserve"). Este sitio del aterrizaje estaba frente a otra escuela, una escuela primaria llamada "Westall State School" (Escuela Estatal Westall).


Una multitud que ahora ascendió a más de 200 espectadores de las dos escuelas se congregaron afuera para ver el objeto extraño. Decenas de estudiantes saltaron una valla y corrieron a través de lo que entonces era un campo abierto para ver el ovni aterrizado. 


Dos alumnas que corrían hacia el lugar donde el ovni había aterrizado, llegaron antes que los otros estudiantes y las encontraron en un estado colapsado y aturdido. Se llamó una ambulancia y una de ellas fue llevada al hospital. La razón para que estas chicas se desmayen es desconocida hasta el día de hoy, ya que estaban en buen estado físico y fueron las mejores atletas de la escuela que podían correr más rápido que casi todos los demás. Aparte de eso, nadie más resultó lesionado en el incidente.


Algunos de los otros estudiantes que llegaron inmediatamente después de ellas, lo vieron en el suelo antes de despegar en dirección noroeste. Mientras el objeto ganaba altura, algunos relatos afirman que cinco avionetas lo rodeaban y lo perseguían de la zona.

Otros estudiantes telefonearon a los periódicos locales y estaciones de televisión y ellos enviaron reporteros a las escuelas. Estos grupos de medios de comunicación llamaron a la policía y a su vez los policías llamaron a la base aérea local de la RAAF. Los estudiantes y el personal habían presenciado el incidente entero por 20 minutos.

En el Aeropuerto Moorabbin, que está  4,76 kilómetros al suroeste del sitio, los investigadores no pudieron encontrar ningún registro de las cinco avionetas, que presuntamente persiguieron el ovni y que ninguna avioneta de ese aeropuerto entró en el espacio aéreo alrededor de Westall. La RAAF (Real Fuerza Aérea Australiana) también informó que no hubo actividad militar en esa zona. La procedencia de las avionetas también nunca fue resuelta.

¿Había más de un ovni?

Se recibieron informes de algunos testigos de que había más de un ovni y el más grande sobrevolaba a lo largo de unos pilones grandes de electricidad antes de aterrizar en un prado detrás de una arboleda cercana de pinos. De casualidad el ovni aterrizó al frente de otra escuela (escuela primaria de Westall). También se informó de que había dos objetos más pequeños de diseño similar que se cernían (pero no aterrizaron) sobre la carretera de tierra al frente de la escuela primaria. Otros informes sugieren que la nave más grande que aterrizó en el pasto puede haber tenido algún tipo de problemas y que los dos objetos menores estaban allí para ayudarle. Durante unos 20 minutos una multitud que ascendía más de 200 espectadores de ambas escuelas presenciaron todo el incidente. Posteriormente vieron como el ovni más grande subió a gran velocidad dirigiéndose  hacia el noroeste.

Ninguno de los testigos dijo que había visto a un extraterrestre o una persona dentro o alrededor de cualquiera de los ovnis. Se sugirió que si en realidad hubo cualquier ser en el interior, él no podría ponerse de pie debido a la altura de la nave que no era más alta que un auto familiar típico. La nave siendo redonda y grande en la base, pero carente de altura como el platillo de una taza de té al revés.

Testigos (Lo siguiente fue traducido por PRUFON):

La mayoría de los testigos eran alumnos que afirman haber visto platillos volantes desde sus patios de las escuelas. Algunos corrieron al prado, donde la nave parecía haber bajado.

Terry Peck, ahora tiene 56 años, fue una de los testigos. Ella dice que estaba jugando críquet en el campo ovalado de hierba, cuando vio el platillo y lo persiguió hasta el prado. Ella declaró lo siguiente:

"Dos niñas estaban allí antes que yo. Una estaba tremendamente molestada y ellas estaban pálidas, muy blancas, blancas como fantasmas. Sólo dijeron que se desmayaron. Una fue llevada al hospital en una ambulancia."


Terry Peck
La Sra. Peck dice que vio un objeto plateado, en forma de disco clásico levantándose.

"Yo estaba a unos 6 metros de distancia de él. Era más grande que un auto y era circular. Creo que vi algunas luces por debajo del platillo. Llamaron a todos nosotros a la asamblea... y nos dijeron a todos que no hay que decir nada. Me gustaría realmente que alguien del gobierno se ofrezca a decir que 'sí, eso ocurrió, y que aterrizó y que hubo un encubrimiento'''.

Jacqueline Argent, ahora tiene 58 años, dice que vio un ovni desde el campo deportivo y fue una de los tres primeros niños que brincaron la valla para buscar donde había descendido. Ella declaró lo siguiente:

"Originalmente pensé que debe haber sido una aeronave de tipo experimental, pero nada ha surgido así después de todos estos años''.

Ella dice que fue llamada a la oficina del director y fue interrogada por tres hombres, ella dijo: "Tenían trajes de buena calidad y bienhablados. Me dijeron: '¿Supongo que viste hombrecillos verdes'?

"Hablé con mis padres acerca de eso en el momento y estaban bastante enojados''.


Uno de los testigos más cercanos era un niño cuya familia había arrendado terreno para caballos en la Reserva Grange. Shaun Matthews (no era un estudiante de Westall) estaba de vacaciones y pasó el tiempo en el terreno.

Él dijo: "Vi  la cosa que venía cruzando por el horizonte y se baja detrás de los árboles de pino. No sabía lo que era. Ciertamente no era una avioneta o algo parecido...

"Yo vi la cosa bajarse detrás de los árboles de pino y la vi salir otra vez. No podría decirle cuánto tiempo estuvo allí, ha pasado muchos años." El Sr. Matthews, ahora tiene 51 años y actualmente vive en Greenvale, dijo que el objeto: "subió y arrancó muy, muy rápido".

"Me acerqué a donde había aterrizado y había un círculo en el claro. Parecía como si estuviera un poco tostado o hervido, no quemado como lo recuerdo", él dijo. "Un montón de niños de las escuelas primaria y secundaria de Westall vinieron corriendo a ver lo que había pasado, gritando — 'mira esto, mira eso, lo vimos también', diciendo cosas así. Fue un tema constante oído por un par de días".

El Sr. Matthews dijo que el objeto, era como el tamaño de "dos autos familiares", le pasó a una distancia de alrededor de "cuatro campos de fútbol". Él dijo: "Era plateado, pero tenía una clase de tonalidad púrpura, muy brillante, pero no tan brillante que usted no podía mirarlo".

"Vi que se bajó detrás de los árboles, y yo pensé, 'hola, espera'. Un minuto más tarde, se fue directo hacia arriba y se desapareció."

Él dijo que la policía y otros funcionarios entrevistaron a su madre. Pero él no se recuerda verlos quemando el sitio de aterrizaje, como otros han alegado. Y él no vio ninguna avioneta persiguiendo el objeto, como afirman otros.

"En la manera que esta cosa se movía no hay ningún modo de que pudo haber sido un globo meteorológico o una avioneta", él dijo.

"¿Un helicóptero? de ninguna manera — no hizo ruido, forma incorrecta y no se movía como uno. Salió de la distancia, se detuvo y luego bajó. Apenas se meneaba y entonces descendió casi en un ángulo. Sólo se detuvo, bajó y luego se fue directo hacia arriba."

Poco después, una a tres marcas circulares fueron vistas en la hierba por muchos testigos en el prado. Más tarde, unos hombres uniformados, que se cree que eran policías y personal militar (Fuerza Aérea, según algunas versiones), fueron vistos asistiendo en la escena. Después de tomar varias medidas, algunos han informado que estos hombres uniformados quemaron el pasto para ocultar los círculos hechos por los ovnis. Algunos testigos informaron que fueron interrogados o más tarde visitados por este personal. Algunos dicen que les advirtieron que no discutieran el incidente, mientras que algunos estudiantes reportaron ser disciplinados por hablar.

Conclusión:

Este objeto(s) fue visto por unos 20 minutos, a plena luz del día por una multitud de más de 200 personas. Los estudiantes y los profesores estaban familiarizados con las avionetas porque ambas escuelas estaban cerca del aeropuerto de Moorabbin, que está 4,76 kilómetros (3 millas) de distancia. Aunque el ovni era de un tamaño similar, todo el mundo dijo enseguida que ellos sabían que no era un avión ni un globo meteorológico.

Muchas de las personas involucradas en este incidente todavía están vivas, y algunas todavía viven en la zona. Se han atenido a lo que habían experimentado hasta el día de hoy a pesar de las amenazas del gobierno para encubrirlo y de las contradicciones de los escépticos.

"VUFORS" (Victorian UFO Research Society) investigó el incidente. El secretario de VUFORS, Tony Cook, dijo que el caso Westall sigue siendo uno de los principales casos de ovnis inexplicables de Australia. El número uno es el caso de Frederick Valentich, un piloto de Melbourne de 20 años de edad, cuya avioneta desapareció mientras volaba sobre el Estrecho de Bass en 1978.

En los últimos minutos de comunicación por radio, Valentich informó haber visto un ovni flotando por encima de su avioneta. Él y su avión nunca se recuperaron.

"Está muy bien documentado", dijo el Sr. Cook. "Ese es probablemente el más importante, ya que implica la desaparición de una persona."

Por Nelson C. Rivera (PRUFON)



Tres aviones de la marina de los EE.UU. se enfrentan a un gran ovni triangular sobre Puerto Rico

Una narración personal de Alan Caviness 
Traducido por Nelson C. Rivera (PRUFON)

Recuerdo un incidente que ocurrió durante los primeros días de 1989, cuando yo estaba en el servicio activo con la Marina de los EE.UU. en la Base Aeronaval de Cecil Field en Florida. Fui asignado a uno de los muchos centros de trabajo que reparan la electrónica de aviones en una instalación dentro de la base (conocida como AIMD). Un compañero de a bordo y buen amigo mío en ese momento acaba de regresar de varias semanas en nuestra base aeronaval en Puerto Rico, "Roosevelt Roads Naval Air Station". Lo saludé cuando lo vi en el centro de trabajo AIMD en Cecil Field y rápido me di cuenta que él estaba un poco abatido. Le pregunté qué le pasaba y me dijo que el  escuadrón de caza F-14 de la base de Puerto Rico acaba de perder dos aviones (esto tendría que incluir a dos pilotos y dos oficiales de intercepción de radar que se sientan en el asiento trasero). Lo siguiente es cómo nuestra conversación fue de acuerdo a la memoria.

Me sorprendió cuando dijo que dos aviones, y le pregunté: "¿hablas en serio?" Y él respondió: "Sí".

Pensé por un momento y luego dije, "¿colisión en el aire?" Pero, para mi sorpresa, él dijo, "No".

Entonces le pregunté: "¿Qué estás diciendo, que no hubo una colisión en el aire? ¿Cómo, entonces, podrían perder dos aviones el mismo día?"

Me di cuenta que no quería  entrar en detalle por alguna razón extraña. Esto no era normal con él. Normalmente, este hombre, un marinero dedicado y técnico capacitado, estuviera ansioso de contarme todo lo que pudiera sobre una desgracia de avión, incluyendo sus propias especulaciones. Pero, esta vez no.

La marina perdería un avión en algún lugar de vez en cuando y por lo general oímos de lo que ocurrió en seguida por los canales extraoficiales en la comunidad de la aviación naval y el personal siempre estaba dispuesto de transmitir cualquier noticia que pudiera. Yo sabía que mi compañero de a bordo tenía amigos en ese escuadrón de visitas anteriores que él había hecho a la Base Aeronaval de Roosevelt Roads en Puerto Rico. Pero, no era habitual para uno oír que dos aviones se perdieron en el mismo día y aún más raros que no sea debido a una colisión en el aire. Y, como si eso no fuera suficiente, se hace aún más raro porque se mostró reacio hablar sobre eso. Seguí presionándole.

"Bueno, ¿qué pasó?" "Oh, realmente no puedo hablar sobre eso", él dijo. "Hay una investigación aún continua..."

Eso nunca había detenido a ninguno de nosotros antes de divulgar la noticia de una desgracia de avión. De repente, me dio la impresión de que le habían dicho que no hablara.

Pero, le pregunté, "bueno, ¿puedes decirme cualquier otra cosa"?

Básicamente añadió sólo que los dos aviones se perdieron aparentemente al mismo tiempo-definitivamente en el mismo día, sin ninguna duda. Y que era, por alguna razón inexplicable, muy "secreta". Esto no me tuvo sentido. Nosotros, los de mantenimiento de aviación, oiríamos los rumores por toda la flota. Cualquier cosa importante para saber se extendería muy rápido. Por lo general, cada vez que uno de nuestros escuadrones de aviones navales pierde un avión, nos enteramos rápido, luego esperamos que vengan los detalles después. Y casi siempre, la información era bastante fiable. Pero, por lo visto, nada se oía con respecto a este incidente. Tenía la esperanza de que tal vez se oyera algo sobre eso más tarde. Pero, después de un gran esfuerzo para encontrar una información complementaria en las próximas semanas, me di cuenta de que la investigación efectivamente había sido manejada estrictamente secreta.

Esto era algo fuera de lo normal. A menudo me preguntaba qué había sucedido. Y, aunque, en los próximos años, visité en varias ocasiones la base en Puerto Rico por unas pocas semanas a la vez, nunca se me ocurrió preguntar a alguien en la base o en ese escuadrón particular, de lo que les había sucedido a los dos aviones en ese fatídico día. Con todas las distracciones que existen en la marina, simplemente no pensé en ello mucho durante los años siguientes.


En 1992, fui licenciado de la marina de guerra de los EE.UU. y volví a la vida civil después de 10 años total de servicio. En los años siguientes, tuve mi primer avistamiento reconocible de un ovni  y en el 1999 había decidido convertirme en un investigador de ovnis. Alrededor del 2007, estaba hojeando un libro de ovnis y me fijé de un caso ovni que involucra a dos aviones de combate F-14 de la Marina de los EE.UU.  Yo ni siquiera hice una conexión al principio, pero luego, de repente recordé el incidente en Cecil Field, donde mi compañero de a bordo me había dicho de un escuadrón que perdió dos aviones F-14, al mismo tiempo, pero no debido a una colisión en el aire. ¿Fue el incidente del 1988 en realidad un incidente ovni? Seguí leyendo. Vi en el libro la fecha y el lugar exacto del incidente y me di cuenta de que esto tenía que ser el mismo.

El autor afirma en su libro que el 28 de diciembre de 1988, aproximadamente a las 7:45 pm (19:45 horas), una gran nave triangular más o menos del tamaño de un campo de béisbol fue visto moviéndose constantemente a lo largo de la región, cerca de la estación aeronaval en Puerto Rico, según numerosos testigos (más de cien). Tres F-14 interceptaron al ovni móvil y al parecer trataron de forzarlo a cambiar su rumbo. Cuando los aviones de combate de la marina de guerra se enfrentaron a la nave grande, ralentizó su velocidad y se quedó inmóvil. Un avión, en particular, se mantuvo generalmente a la derecha del ovni y otro se quedó detrás acercándosele a veces. El tercer avión al parecer se quedó un poco más lejos. El F-14 que estaba detrás se acercó al objeto, pero cuando voló por encima o por debajo del objeto, no fue visto nunca más. Pequeñas luces rojas también fueron vistas volando a veces fuera de la gran nave y pudo haber servido para protegerse. Era como si el avión de combate de algún modo hubiera sido jalado (tirado) al interior de la gran nave. El segundo avión hizo una corrida más cerca al objeto grande y fue visto por un testigo desde la tierra—utilizando binoculares—desaparecerse de repente— posiblemente siendo tomado por el ovni. El tercero F-14, según los testigos en la tierra, tenía su cola encendida con luces rojas que brillaban intensamente, aparentemente persiguiéndolo fuera de la zona.
                     
Poco después de haber confiscado los dos aviones de combate, la nave no identificada comenzó a descender continuamente casi hasta el suelo. En un destello cegador de luz amarilla, la gran nave se dividió en dos secciones—en realidad, en dos naves separadas. Ambas volaron rápido en direcciones diferentes— uno se fue en dirección del F-14 que se escapaba. La historia cuenta que había un encubrimiento inmediato del gobierno y los militares negaron la historia completa de una nave no identificada. El Contralmirante David Rogers, el Subjefe Adjunto de Operaciones Navales, en respuesta a una pregunta, le dijo a un miembro de la Cámara de Representantes de los EE.UU., que ningún percance de avión aun había ocurrido durante el tiempo del incidente reportado y que ningún avión se había perdido. (Sé que es una mentira)

Me quedé sorprendido por el hecho de que, después de 20 años, fui capaz de confirmar un asombroso encuentro ovni que implicaba directamente a los militares. Y, yo estaba personalmente familiarizado con este mismo incidente— al menos desde su periferia externa. Sabía a ciencia cierta que la Marina de los EE.UU. en Puerto Rico, ciertamente perdió dos F-14 en un día y que hubo una investigación absolutamente secreta— la única vez en mi carrera en la marina que no pude conseguir una información adicional sobre una desgracia de avión.


En los últimos años, he descubierto que Puerto Rico ha sido un semillero de informes y de reclamaciones de actividades de los ovnis, incluyendo algunos informes que son tremendamente fascinantes relatados por muchos residentes en ciertas zonas de la isla. Esto implica el contacto personal con seres no humanos,  avistamientos de criaturas extrañas e instalaciones subterráneas con muchos residentes no humanos.

Algunas de las áreas más calientes de actividades de los extraterrestres se informan que es alrededor de la base naval en el extremo oriental de la isla, así como las áreas a lo largo de la esquina suroeste de Puerto Rico. Los ovnis han sido vistos entrando en las aguas en estas áreas. Muchos de los residentes, algunos de ellos con una credibilidad considerable—han afirmado ver ovnis por todo Puerto Rico desde alrededor de 1930—incluyendo un avistamiento de 1992 de una nave en forma de platillo que fue perseguido por un avión militar observado por Freddie Cruz—el entonces director de la Agencia de Defensa Civil de Lajas, Puerto Rico.

Lo anterior es una narración personal de Alan Caviness y traducido del inglés americano por Nelson C. Rivera (PRUFON).




El monstruo de Flatwoods

Introducción:

Este avistamiento conocido comúnmente como el Monstruo de Flatwoods y a veces como el Monstruo del Condado de Braxton o el Fantasma de Flatwoods, que ocurrió cerca del pueblo de Flatwoods en el Condado de Braxton, del estado de Virginia Occidental (Estados Unidos). Es uno de los más extraños encuentros con extraterrestres o encuentros cercanos del tercer tipo que se haya registrado en la historia de la ufología y uno de los primeros encuentros de ovnis y extraterrestres que ocurrió unos 5 años después del "accidente ovni de Roswell" y unos 9 años antes de la famosa abducción de "Betty y Barney Hill", pero aún sigue siendo un misterio. Los investigadores de ovnis se dividen en pros y contras con pruebas que refuten en ambos lados, pero una cosa es cierta, los testigos sobrevivientes se han atenido firmemente a su encuentro hasta el día de hoy.



Cronología de los acontecimientos:

El 12 de septiembre de 1952, a las 7:15 pm (19,15 horas), en el pequeño pueblo de Flatwoods, con una población de solo 300 habitantes, situado en las colinas de Virginia Occidental (E.U.A.), unos jóvenes estaban jugando fútbol en un patio de recreo escolar, cuando de repente vieron un objeto ardiente rápido cruzando el cielo nocturno y se dirigió hacia una colina cercana. Uno de los chicos, Neil Nunley, dijo que el objeto brillante podría ser un meteorito. Él sabía que los fragmentos de los meteoritos son recogidos por los científicos y sugirió que todos vayan a buscarlos.

Sin embargo, la luz roja brillante había reducido velocidad cuando llegó a la colina cercana, luego le dio la vuelta, cruzó el valle y se cernió momentáneamente antes de descender sobre la colina adyacente a una granja que pertenece a G. Bailey Fisher.

Los chicos observaron atentamente como la llamarada anaranjada brillante se descoloró a un brillo de color cereza opaco cerca de donde había caído el objeto. Cuando tres de los niños, dos hermanos: Edward May (13 años) y Fred May (12 años) y su amigo Tommy Hyer (10 años), subieron la colina hacia las luces, las vieron dando vueltas en secuencia, un par de veces. Las luces funcionaron como un faro para ellos, indicándoles donde estaba el objeto.

Corrieron por la calle principal, cruzaron unas vías férreas y llegaron a un lugar donde habían tres casas, una de ellas pertenecía a la madre de los dos hermanos, la señora Kathleen May (32 años de edad en el momento). Ella salió de la casa para saber lo que estaba sucediendo y donde iban los chicos. Ellos le informaron acerca de las luces en la colina, y que "un platillo volador había aterrizado." Ella dijo que quería ir con ellos. Antes de que se fueran, la señora May le sugirió a Eugene 'Gene' Lemon (un joven de 17 años de edad que era Guardia Nacional del estado de Virginia-Occidental), que él debía ir a buscar una linterna.

La Sra. Kathleen May, acompañada por los tres chicos y otros jóvenes locales Neil Nunley (14 años), Ronald Shaver (10 años), y Eugene Lemon encontraron el camino que los dirige hasta la colina. Abrieron y luego cerraron un portón y continuaron a lo largo del sinuoso camino. Lemon (quien trajo a su perro) y Nunley iban al frente, mientras detrás de ellos seguían la Sra. May y su hijo Edward y luego detrás los seguían Ronald Shaver y Ted Neal (10 años). Tommy Hyer se encontraba en la parte trasera, no muy lejos de los demás.

Un encuentro desconcertante:

Al acercarse a la última curva en el camino, el perro grande de Lemon, que había estado corriendo adelante, de repente empezó a ladrar y aullar y momentos después regresó corriendo al grupo con el rabo entre las patas, obviamente asustado. Lemon se dio cuenta que cuando el perro le pasó por el lado, una niebla (quizás humo) con un terrible olor se extendía a su alrededor. Cuando se acercaron a la cima de la colina, todos detectaron un olor acre metálico que hizo arder sus ojos y narices.

En la colina de repente vieron delante de ellos una "bola de fuego"cerca de 20 pies (6 metros) de diámetro a una distancia de unos 50 pies (15 metros). El resplandor del objeto palpitaba de anaranjado a rojo y flotaba o se apoyaba sobre el suelo. La noche estaba completamente oscura y la Sra. May comentó más tarde que mientras se acercaban a la zona, "la noche estaba brumosa y había una neblina en el aire."


La Sra. May descubrió dos pequeñas luces en un árbol cercano y pensó
que eran los ojos de un búho o algún otro animal. Lemon miró a su derecha y también se dio cuenta de las dos pequeñas luces debajo de un árbol de roble y a la izquierda del objeto palpitante. Las dos luces estaban separadas una a la otra alrededor de un pie (30 centímetros). Cuando Lemon dirigió su linterna hacia esas dos luces, no se reveló a un animal, sino a una figura de 12 pies (3½ metros) de altura, con una "cara" redonda roja lustrosa y en la cabeza llevaba algo como una capucha con la parte superior puntiaguda (parecido al As de picas). Tenía grandes ojos saltones no-humanos y azules pálidos brillantes que disparaban rayos de luz. Su cuerpo fue descrito como el de un ser humano y vestía con una falda plisada verde brillante. También tenía brazos cortos y gruesos que terminaban en dedos con garras largas, que sobresalían de la parte delantera de su cuerpo.


La criatura fue observada temporalmente y luego de repente se iluminó y se deslizó hacia ellos flotando unos centímetros sobre el suelo y emitiendo un sonido chillón sibilante. Luego cambió de dirección y se dirigió hacia la esfera roja palpitante. En ese momento Lemon gritó, dejó caer la linterna y se desmayó. Cuando huyeron en pánico, el grupo al instante agarró el cuerpo inerte e inconsciente de Lemon y bajaron corriendo aterrorizados por la colina lo más rápido que pudieran hacia la casa de la Sra. May.


La señora May estaba tan asustada, que mientras corría, saltó por encima de un portón alto de madera de 4 pies (un metro) en un solo brinco. Algunos de los niños cuando llegaron a un portón de metal de seis pies (1,82 metros) de altura, se treparon por encima, se metieron por debajo, o se fueron alrededor corriendo lo más rápido que pudieran para salvar sus vidas.

Finalmente, llegaron a la casa de la Sra. May donde fueron capaces de recuperar la conciencia de Lemon. La Sra. May atendió a los niños, ya que estaban llorando histéricamente. Algunos de los niños sangraban por las narices y estaban todos raspados por las caídas. Inmediatamente después de eso, llamaron al sheriff local, Robert Carr y el Sr. A. Lee Stewart, copropietario del "Braxton Democrat", un periódico local. Stewart convenció a Lemon a que los dirige al lugar del avistamiento. Estuvo de acuerdo cuando llegaron varios adultos a la casa de la Sra. May armados con rifles, escopetas y linternas.

Alrededor de media hora a una hora más tarde todos se dirigieron de vuelta a la colina incluyendo a Stewart,  Lemon y otro reportero de un periódico diferente para buscar la criatura extraña. Ninguno de los hombres parecía estar muy entusiasmado subiendo la cuesta y en menos de media hora ellos regresaron, afirmando que la hierba en el lugar parecía que estaba aplastada y había el fuerte olor repugnante a metal quemado que aún prevalecía, pero no había ningún rastro del monstruo.

Stewart realizó una serie de entrevistas y más tarde informó que todos los observadores estaban temblando y sumamente asustados por lo que habían encontrado.

Investigación del reportado encuentro:

Y otros, como el sheriff, finalmente llegaron. La mayoría de ellos no se molestaron en montar ningún tipo de búsqueda y el sheriff, que era claramente escéptico, se negó a investigar más de lo que había discutido con la Sra. May y con los chicos. Pero como el sheriff había estado buscando una avioneta derribada que se reportó anteriormente, él y su diputado, Burnell Long, se presentaron a la zona por separado, pero aparte del mal olor, no encontraron pruebas de un accidente aéreo y nadie informó de un avión faltante.

Al día siguiente, había algunas investigaciones complementarias. Algunas personas informaron que habían encontrado un área donde la hierba había sido aplastada en un patrón circular. El ufólogo y biólogo Ivan T. Sanderson, visitó el lugar una semana después, dijo que él y sus compañeros investigadores fueron capaces de ver la hierba aplastada y una depresión leve en el suelo. Nadie se molestó en fotografiar esta evidencia física.


Gray Barker, un investigador de ovnis, también llegó una semana después y coincidentemente en el mismo día que llegó Sanderson, también encontró otros a entrevistar. Habló con el Sr. A.M. Jordan, el abuelo de Neil Nunley, quien dijo que había visto el destello de un objeto alargado volando sobre él. Disparaba bolas rojas de fuego por detrás y se cernió antes de caer encima de la colina.

El Sr. Barker también entrevistó a Nunley, cuya descripción del objeto discrepaba con la de su abuelo, aunque sí dijo que el objeto se había detenido y se cernió antes de caer en la colina. Esta disparidad puede haberse producido por las diferentes perspectivas de los testigos. A veces el ángulo desde el que se ve algo parece cambiar la forma y la dirección.




Otros testigos:

A pesar de las varias explicaciones de refutación presentadas por escépticos, no disuadieron a los testigos presenciales de lo que habían visto. Y debido a sus creencias inflexibles, incitaron a los renombrados ufólogos alrededor de los Estados Unidos hacer una investigación exhaustiva y encontraron otros testigos en la vecindad que no estaban presentes en la colina la noche del 12 de septiembre, pero han visto un OVNI y/o la criatura antes o después de esa fecha.

Dos californianos, una pareja casada que investigaba el fenómeno ovni, William y Donna Smith, asociados con "Civilian Saucer Investigation L.A." (una organización que investigaba los ovnis), obtuvieron un número de informes de testigos que afirmaron haber experimentado fenómenos similares o relacionados. Estos informes incluye la historia de una madre y su hija de 21 años de edad, que vivían cerca de once millas (17,7 kilómetros) de Flatwoods. Ella afirmó de haber encontrado una criatura con la misma apariencia que despedía el olor horrible, una semana antes del incidente del 12 de septiembre. El encuentro, según se informa, afectó a su hija tan grave que tuvo que ser ingresada al hospital de Clarksburg por tres semanas.

William y Donna Smith también obtuvieron una declaración de la madre de Eugene Lemon, en la cual dijo, que a la hora aproximada del accidente, su casa había sido sacudida violentamente y su radio se había apagado por 45 minutos. Además, el director de la Junta de Educación local informó que había visto un platillo volante despegándose a las 6:30 de la mañana del 13 de septiembre (la mañana después cuando la criatura fue avistada).

La noche siguiente después del encuentro otros incidentes inusuales ocurrieron. Un residente de Birch River declaró que había visto un objeto "anaranjado brillante" dando vueltas sobre el área de Flatwoods. El renombrado investigador, John Keel, hizo observaciones del incidente de Flatwoods y encontró otra pareja que había observado el monstruo y también había visto objetos extraños sobre la zona. El caso también fue investigado por el ufólogo y biólogo Ivan Sanderson que recogió muestras del suelo e informes de los testigos presenciales. Sus resultados no se hicieron públicos.

 Las enfermedades de los testigos:

Los que se encontraron con la criatura en la noche del 12 de septiembre informaron que padecieron con síntomas similares que duraron por un tiempo. Se dijo que estas enfermedades han sido causadas por ser expuestos a la niebla (o humo) emitida por la criatura. Los síntomas incluyeron irritación de la nariz e inflamación de la garganta. Lemon sufría de vómitos y convulsiones durante toda la noche y tenía dificultades con su garganta por varias semanas después.

Se informa que un médico que trató a varios de los testigos, ha descrito sus síntomas como similares a las víctimas de gas mostaza, aunque estos síntomas también son comunes con las víctimas de la histeria, que pueden ser provocados por la exposición a un evento traumático o impactante.

Por favor, tenga en cuenta: El perro que había corrido primero a la cima de la colina y volvió al grupo con el rabo entre las patas, vomitó y luego murió dos días después.

El 1952 un año de avistamientos de ovnis:

Si este extraño incidente fuera poco, el año de 1952 estaba lleno de oleadas de avistamientos de ovnis, en el mundo entero. Pero el país más afectado era los Estados Unidos de América donde se estalló la primera bomba atómica. Por lo tanto, era en una época que prácticamente había causado histeria entre la gente y los platillos voladores fueron vistos sobre instalaciones militares y nucleares, incluso sobre el espacio aéreo de la Casa Blanca. Por consiguiente, la Fuerza Aérea de los EE.UU. trató de identificar los avistamientos en dos formas.

1) Que el "Proyecto Libro Azul" entreviste a los testigos y acumule datos.

2) Despegar aviones de combate para que persiga e identifique los numerosos objetos aéreos no identificados que habían volado sobre instalaciones civiles y militares.

Conclusión:

Los escépticos porfían que el ovni era un meteoro y la criatura era un búho. Obviamente ellos vieron algo que les dio un susto de muerte y tercamente se atuvieron a lo que han visto a pesar de las aserciones de los escépticos.

¿El objeto volante era un meteoro?

Los escépticos y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos declaran que lo que ellos vieron fue un meteoro. Esta declaración no coincide con los relatos de los testigos que el objeto fue visto dando vueltas alrededor de Flatwoods, cerniéndose sobre la colina antes de hacer un aterrizaje suave. Esto no sólo fue presenciado por los niños, sino por otros residentes de la zona. Un meteoro (también llamado una estrella fugaz) se lanza por el cielo apenas visible, por lo general va en línea recta y cuando choca contra el suelo, hace un ruido tremendo y un agujero grande, esparciendo escombros. Nada de eso fue visto, oído o encontrado.

¿La criatura era un búho?

La explicación insensata de que era un búho ha sido refutada por
algunos de los más renombrados investigadores de ovnis (como el físico nuclear Stanton Friedman y Frank Feschino, Jr. que ha investigado este caso por más de 25 años) debido a que el monstruo fue visto por debajo de las ramas más bajas del árbol de roble que medía 100 pies (30 metros) de altura y las ramas más bajas superaron los 12 pies. Esta criatura fue estimada alrededor de 12 pies (3,5 metros) de altura. Algunos han preguntado que si se tratara de un búho, entonces ¿por qué los testigos no lo vieron como tal, cuando fue alumbrado con una linterna? Los búhos no miden 12 pies (3,5 metros)  de alto y si se tratara de un búho posado en una rama de un árbol, ¿cómo pueden el árbol y el búho lanzar hacia ellos? Según los testigos, los ojos de esta criatura eran azules claros y disparaban rayos de luz. La criatura se identificó teniendo una cara roja brillante rodeada con un tocado parecido a una capucha puntiaguda en la parte superior (asemejando el as de picas). Otra vez, esto no es una descripción de un búho.  


Un reportero local, el Sr. Stewart, dejó que 5 de los niños dibujen el monstruo por separado y los dibujos hechos por cada uno de ellos son extraordinariamente parecidos (ver las imágenes a la izquierda). ¿Se parecen estos dibujos a los búhos?










Frank Feschino, Jr., quien ha estado investigando el encuentro de Flatwoods, ha concluido que el objeto de fuego visto volando sobre Flatwoods estaba envuelto en llamas y piezas se le caían, obviamente tenía problemas. El objeto parecía que estaba buscando un lugar aislado para aterrizar ya que siguió dando vueltas por el área antes de decidirse aterrizar en un lugar bien elegido, siendo una de las colinas más altas en el Condado de Braxton. Feschino también dijo que el monstruo de Flatwoods de 12 pies (3,5 metros) de altura era en realidad un tipo de dispositivo mecánico (un robot) y el olor a azufre era en realidad parte de un sistema de escape que hizo a la máquina en particular flotar. En otras palabras, la "falda plisada" verde brillante era en realidad algunos tipos de tubos verticales que disparaban hacia abajo el gas nocivo que hizo el dispositivo mecánico flotar y siendo el olor nocivo que hallaron en la colina enfermando a los niños la noche entera.



El árbol de roble blanco de 100 pies (30 metros) de altura, el más cercano a donde el monstruo de Flatwoods fue visto flotando y donde el humo gaseoso se parecía originar comenzó a morir y pudrirse poco después del incidente, exponiendo su núcleo.

Materias orgánicas carbonizadas se encontraron esparcidas cerca del árbol y donde fue visto el monstruo, dando credibilidad a lo que vieron los testigos.




Escrito por Nelson C. Rivera (PRUFON)







Lajas

Aunque haya habido muchos avistamientos inexplicables en el pueblo de Lajas, la situación allí ha sido amplificada por la cantidad de mentiras y exageraciones por un grupo de supuestos “ufólogos” que ignoran otras áreas de Puerto Rico para promover el turismo en Lajas. Eso quedó evidente cuando mi esposa y mi hija se confrontaron con una terrible experiencia con los extraterrestres en Aguada y ese grupo de charlatanes rechazó nuestra súplica de ayuda. Por supuesto, si hubiera sucedido en Lajas, habrían saltado a la oportunidad para la fama y el turismo para ese pueblo. Esos engaños y mentiras fueron aprobados y sancionados por el entonces alcalde de ese pueblo que nombró a la ruta 303, “ruta extraterrestre”. La idea de construir un “ovnipuerto”, “los avistamientos de la llorona”, y el mayor engaño de todos, “de que un OVNI se estrelló allí” sólo podría encontrarse en una novela de ciencia ficción.

Por Nelson Rivera
Lea más

Noticias

Feedjit

aliens-exam


Parte posterior de monedas estadounidenses de 25 centavos representando a Puerto Rico

中文(简体) Português English (US) Français Deutsch Italiano 日本語 한국어 Русский Español

Suscriba a este blog via →

El alien bailarín

Acerca de mí

Ufólogo, investigador criminal, músico, dibujante y escritor.


Yo trabajé 20 años para el Departamento de Corrección de la Ciudad de Nueva York. Primero como un Oficial de Corrección por 4 años, Capitán por 12 años y como "Deputy Warden" (diputado de prisión) por 4 años. Como agente de la policía y como supervisor, yo he conducido numerosas investigaciones criminales, algunas para alegaciones inimaginables.


En junio de 2005, después de mi retiro, me mudé a Puerto Rico con mi familia en donde mi esposa e hija tuvieron unas experiencias extraordinarias con extraterrestres. Estos encuentros con los alienígenas y abducciones subsecuentes de mi mujer y la falta de ayuda de los supuestos, "ufólogos" aquí en la isla, me llevó a involucrarme en el campo de la ufología y en la necesidad de ayudar a otros que han tenido experiencias similares.


Sobre PRUFON


PRUFON, Puerto Rico UFO Network, Inc., es una organización sin fines de lucro que lleva a cabo serias investigaciones y no conduce ninguna investigación que sea absurda. Nuestro objetivo es encontrar la verdad y las repuestas de unas de las más difíciles preguntas relacionadas con los avistamientos de OVNI, encuentros con los extraterrestres y abducciones alienígenas, etc. No estamos afiliados con ningún otro grupo ufológico en Puerto Rico ni en el mundo. PRUFON fue fundado en la ciudad de Aguadilla, Puerto Rico en septiembre de 2009 para compartir con el público lo que hemos logrado y hemos investigado en los campos relacionados con la ufología.


Esta red de Internet ofrece una perspectiva diferente en la vida, y trabaja duro para mantenerle informado sobre los fenómenos inexplicables que ocurren en la isla de Puerto Rico y en el Caribe. Colectamos y recopilamos informaciones sobre los objetos volantes no identificados (OVNIS) y otros fenómenos inusuales que los medios de comunicación (la prensa) y la ciencia no están dispuestos de exponer al público, ni quiere estudiar, ni si quiera reconocer.


Cualquier encuentro o avistamiento inusual que usted haya tenido y desea una investigación y/o desea publicarlo en este sitio Web, puede ponerse en contacto con PRUFON en prufon@gmail.com. Usted se mantendrá anónimo(a) si lo indica por escrito.






back to top

Subir