planetas

Esta página web pertenece a PRUFON, una organización que investiga
el fenómeno ovni situada en Puerto Rico para compartir con nuestros
amigos hispanohablantes artículos relacionados con el fenómeno ovni
y de otros sucesos paranormales que ocurren en el mundo entero.

La abducción de Betty y Barney Hill

Información compilada y traducida por PRUFON

Betty y Barney Hill eran un matrimonio estadounidense que saltó a la fama después de afirmar que fueron secuestrados por extraterrestres el 19-20 de septiembre de 1961. El caso del brasileño, Antonio Villas Boas, se produjo en 1957, que fue cuatro años antes de este caso famoso de Betty y Barney Hill, haciendo el caso de Antonio Villas Boas el primero.

Sin embargo, el caso de los Hill en memorias de las abducciones alienígenas:

1) Fueron los primeros de haber sido secuestrados por los extraterrestres grises.

2) Originaron el concepto “missing time” (tiempo perdido).

3) Los primeros que fueron hipnotizados en un caso de abducción alienígena.

4) Un mapa de estrellas que fue mostrado a Betty Hill en 1961 por los grises que indicaba de dónde ellos vinieron y que ella después lo dibujó, es un sistema de estrellas llamado Zeta Reticuli que no era conocido en ese momento y fue descubierto por los astrónomos en 1972. (Los grises son también conocidos en los EE.UU. como "Zeta Reticulanos").

5) Los primeros que afirmaron de haber sido examinados físicamente por los extraterrestres.

6) Betty tuvo, mientras en el OVNI, un procedimiento médico que no teníamos en 1961 llamado amniocentesis para ver si ella estaba embarazada.

La historia de la pareja, comúnmente llamada en los Estados Unidos de América “la abducción Hill”, y de vez en cuando “Incidente Zeta Reticuli”. El famoso caso de Betty y Barney Hill (sus fotos abajo) hizo el concepto de la abducción alienígena famoso abriendo las puertas a muchos otros informes de experiencias similares.

Fondo

Los Hill vivieron en Portsmouth, Nueva Hampshire (EE.UU.). Barney (1922-1969) fue empleado por el Servicio Postal de EE.UU., mientras que Betty (1919-2004) era una trabajadora social. Activos en una congregación Unitaria, los Hill eran también miembros de la “NAACP” (Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color) y líderes de la comunidad. Barney también era miembro del “U.S. Civil Rights Commission” (Comisión de los Derechos Civiles de los EE.UU.).

Eran una pareja interracial en una época cuando en los Estados Unidos eso era raro: Barney era negro de ascendencia etíope, y Betty era de raza blanca.

El encuentro OVNI

La presunta abducción, de acuerdo a unas series de informes presentados por la pareja en las entrevistas durante un período de tiempo, comenzó en la noche del 19 de septiembre de 1961, cuando los Hill estaban conduciendo de regreso a Portsmouth de unas vacaciones en Quebec, Canadá. Habían pocos automóviles en la carretera cuando viajaban hacia el sur. Al sur de Groveton, Nueva Hampshire, ambos afirman haber observado un punto de luz brillante en el cielo. Mientras Barney conducía por la “U.S. Route 3” (Ruta 3), Betty razonó que ella estaba observando un satélite de comunicación e instó a Barney que pare el coche para ver de cerca y caminar a su perra, Delsey. Preocupado por la presencia de osos, Barney sacó una pistola que tenía en el tronco del coche.


Betty, cuya hermana le había confiado de ver un platillo volador varios años antes, observó el objeto a través de binoculares mientras se movía sobre la faz de la luna, cambiando luces multicolores. Barney, no había observado la nave, creía que la luz era una aeronave convencional.





Los Hill alegaron que seguían por una carretera aislada, moviéndose muy lentos para poder observar el objeto ya que se acercó aún más. Dijeron que parecía moverse al unísono con la topografía y se bajó frente de los picos de unas montañas y luego descendió lentamente en su dirección. Por un momento el objeto parecía aterrizar encima de la montaña Cannon, pero rápidamente comenzó a moverse de nuevo.





Figuras que parecen humanas

Aproximadamente una milla al sur de Indian Head, dijeron que una nave enorme rápidamente descendió hacia el frente del vehículo originando que Barney detuviera el auto en el medio de la carretera. La nave descendió a unos 80-100 pies por encima del Chevrolet Bel Air de 1957 de los Hill, tapando el parabrisas completo. Barney, llevando su pistola, se alejó del vehículo y se acercó al objeto.





Usando los binoculares, Barney dijo haber visto cerca de 8 a 11 figuras humanoides que estaban mirando por las ventanas de la nave, y parecía que lo miraban. Una figura restante continuó mirando a Barney y comunicó un mensaje a él que “permanezca donde usted está y siga mirando." Al instante unas luces rojas en lo que parecían ser aletas de murciélago comenzaron a telescoparse de los lados de la nave y una estructura larga descendió debajo de la nave. La nave se acercó en silencio a Barney a unos 50-80 pies por encima y 50-100 pies al frente de él. Betty estaba gritándole, “¡Barney maldito tonto, regresa al coche, vuelve aquí!”

Barney arrancó los prismáticos de sus ojos y corrió hacia su coche, diciendo: "¡Ellos van a capturarnos!" Él vio el objeto de nuevo cambiar de su ubicación directamente sobre el vehículo. Ahuyentó en alta velocidad, diciéndole a Betty que busque el objeto. Ella bajó la ventana y miró hacia arriba, pero sólo vio la oscuridad por encima de ellos.

Casi de inmediato, unas series de zumbidos mecánicos, suficientemente fuerte para causar el vehículo a vibrar, parecía venir de la parte trasera del coche. Betty tocó el metal de la puerta de pasajeros esperando sentir una descarga eléctrica, pero sólo sintió la vibración. Los Hill dicen que experimentaron el comienzo de un estado alterado de consciencia que dejó sus mentes bobas, y que también sentían una sensación hormigueada en todos sus cuerpos.

Inmediatamente después

Llegando a casa alrededor de la madrugada, los Hill afirman que tenían algunas sensaciones extrañas e impulsos que no se podían explicar fácilmente: Betty insistió en que su equipaje se mantenga cerca de la puerta de atrás y no en la parte principal de la casa. Barney notó que se rompió la correa de cuero de los prismáticos, pero no podía recordar cómo se rompió. Barney dice que fue obligado de examinar sus órganos genitales en el baño, aunque no encontró nada inusual. Tomaron duchas largas para eliminar la posible contaminación y cada uno hizo un dibujo de lo que habían observado. Sus dibujos eran similares.

Perplejos, los Hill dijeron que trataron de reconstruir la cronología de los eventos, ya que fueron testigos del OVNI y regresaron a su casa. Pero inmediatamente después de oír el zumbido sus recuerdos se convirtieron incompletos y fragmentados, y que no podían determinar una cadena continua de los acontecimientos. Barney se recordó decir: "Oh, no, otra vez", pero no pudo poner el comentario en contexto.

Después de dormir unas pocas horas, Betty despertó y puso los zapatos y la ropa que había usado durante el viaje en su armario, observando que el vestido estaba desgarrado en el dobladillo, cremalleras y el forro. Más tarde, cuando Betty recuperó los artículos de su armario, observó un polvo de color rosado en su vestido, pero no tenía ninguna idea de dónde pudo haber venido. Ella botó el vestido en la basura, pero más tarde cambió de opinión, recuperó el vestido y lo colgó en un tendedero. El polvo se desvaneció en el viento, aunque Betty dijo que algunas manchas rosadas fueron dejadas en el vestido. Con los años, ella dijo, cinco laboratorios han conducido análisis químicos y forenses en el vestido.

Informe inicial a la Fuerza Aérea de los EE.UU.

El 21 de septiembre, Betty telefoneó a la Base Aérea de Pease para informar su encuentro OVNI, sin embargo, por temor de ser clasificados locos, ella retuvo algunos de los detalles. El 22 de septiembre, el comandante Paul W. Henderson, telefoneó a los Hill para una entrevista más detallada, que duró unos 30 minutos. Informe de Henderson, de fecha 26 de septiembre, determinó que los Hill probablemente identificó erróneamente al planeta Júpiter. Su informe fue remitido al “Project Blue Book” (Proyecto Libro Azul), un proyecto de la Fuerza Aérea de EE.UU. de investigación OVNI.

A pocos días del encuentro, Betty pidió prestado varios libros de OVNI de una biblioteca local. Uno había sido escrito por el retirado comandante del Cuerpo de Marina, Donald E. Keyhoe, que también era el jefe de “NICAP”, un grupo civil de investigación OVNI.

Dentro de dos semanas del encuentro OVNI, Betty, dijo que estaba preocupada con las pesadillas recurrentes. Ocurrieron casi todas las noches, y eran tan vívidas que su mente estaba ocupada con los pensamientos del sueño todo el día.

El 26 de septiembre, Betty le escribió a Keyhoe. Relató la historia completa, incluyendo los detalles sobre las figuras humanoides e informaciones que no fueron reveladas a la Fuerza Aérea. Betty escribió que ella y Barney estaban considerando la hipnosis para ayudar a recordar lo que había sucedido. Su carta fue finalmente pasada a Walter N. Webb, un astrónomo de Boston y miembro de NICAP.

La entrevista de Webb

Webb se reunió con los Hill el 21 de octubre de 1961. En una entrevista de seis horas, los Hill relacionaron todo lo que podían recordar del encuentro con el OVNI. Barney afirmó que él tenía una clase de "bloqueo mental" en relación con el encuentro, y que sospechaba que habían algunas porciones del caso que él no deseaba recordar.

Webb, especuló que el pánico de la pareja con respecto del avistamiento cercano ha generado las pesadillas de Betty.

Los sueños de Betty

En noviembre de 1961, Betty comenzó a escribir los detalles de sus intensas pesadillas vívidas y recurrentes.


En el sueño, Betty parecía estar luchando para recuperar la consciencia, ella entonces se dio cuenta de que estaba siendo forzada por dos hombres pequeños a caminar en un bosque en la noche, y de ver a Barney andar al lado de ella, aunque cuando ella lo llamaba, él parecía estar en un trance o en sonambulismo. Los hombres eran pequeños de unos cinco pies de altura, y vestían con uniformes parejos, con gorras similares a esos usados en la Fuerza Aérea de los EE.UU. No tenían pelo en la cabeza, y tenían grandes frentes bulbosas.







En la nave

En los sueños, Betty, Barney, y los hombres pequeños todos caminaron por una rampa en una nave en forma de disco de aspecto metálico. Una vez dentro, Barney y Betty fueron separados. Ella protestó, y fue informada por un hombre que ella llamó "el líder" que si ella y Barney fueran examinados juntos, duraría mucho más tiempo los exámenes.


Betty entonces soñó que un hombre nuevo, similar a los otros, entró para examinarla con el líder. Betty llamó este hombre nuevo "el examinador" y dijo que él tenía una conducta agradable y tranquila.



El examinador le dijo a Betty que se realizaría un examen rápido y algunas pruebas para notar las diferencias entre los seres humanos y los habitantes de la nave. Él la sentó en una silla y una luz brillante fue dirigida a ella. El hombre cortó un mechón de pelo a Betty. Él examinó los ojos, oídos, boca, dientes, garganta y las manos. Él guardó los recortes de las uñas. Después de examinar las piernas y los pies, el hombre utilizó un cuchillo sin filo, similar a un abridor de cartas, para raspar su piel y ponerla en un portaobjetos de vidrio. Ella pensó que quizás querían averiguar porque su piel y la de Barney eran de diferentes colores.



El “médico” le quitó el vestido a Betty. Le dijo que se acueste en una mesa diciendo que él iba examinar su sistema nervioso. Arrastró una máquina de algo parecido a un dispositivo EEG sobre el frente de su cuerpo y atrás de su cuerpo. El médico se limpió las manos con un líquido y se puso unos guantes de examen. Sacó una aguja hipodérmica de cuatro a seis pulgadas de larga para conducir lo que él dijo que era un examen de embarazo. Él usó un hisopo mojado en su ombligo. Metió la aguja dentro de su ombligo, haciéndole causar un dolor agonizante, pero el médico le frotó la frente y el dolor se desapareció.





Le dijeron a Betty que su examen estaba completo, que ella y Barney volverían pronto a su automóvil. Ella comenzó a conversar con el líder, sólo se interrumpió cuando otro hombre entró en el cuarto y -aparentemente entusiasmado - habló con el líder en un idioma extraño. Se apresuraron a salir del cuarto, dejando sola a Betty.

Volviendo a los pocos minutos, el líder examinó la boca de Betty y parecía que estaba tratando de sacar los dientes de su boca. Cuando esto no tuvo éxito, el líder le preguntó por qué sus dientes eran fijos, mientras que los de Barney salieron de su boca. Riéndose, Betty le dijo que Barney llevaba dentadura postiza porque los seres humanos a menudo pierden sus dientes según envejecen. El líder parecía incapaz de comprender el concepto de la vejez. Ella trató de explicar lo que un año era, pero él no parecía entender.

En el sueño, Betty le preguntó al jefe si podía llevarse un artefacto de la nave para demostrar la realidad del encuentro. El líder la dejó tomar un libro grande cuyas páginas estaban llenas de símbolos y de columnas.



Luego le pidió al líder, donde él y su nave habían venido. Betty escribió que, en respuesta, el líder “bajó un mapa en la pared que era extraño para mí… Era un mapa de los cielos marcados con numerosas estrellas y planetas”. Habían diferentes tipos de líneas entre algunas de las estrellas, que denotaban, según dicho a ella, comercio y rutas de exploración. Preguntó el jefe si ella sabía dónde se encontraba el planeta Tierra en el mapa. Betty respondió diciendo que no sabía, que no conocía el mapa. El jefe dijo entonces que, debido a su ignorancia, era imposible explicar de dónde había venido.

Betty sugirió entonces que la humanidad gustaría conocer otros habitantes del universo, y trató de persuadir al líder que públicamente anuncie su presencia en la Tierra. En medio de sus súplicas, los hombres entraron a Barney al cuarto. Él parecía como un sonámbulo.

Los hombres empezaron a escoltar a los Hill afuera de la nave, aunque estalló una discusión entre los hombres en la lengua extraña que había hablado antes. El líder le quitó el libro grande a Betty. Ella protestó, diciendo que el libro era la única prueba del encuentro. El líder dijo que él personalmente no le importaba si ella se queda con el libro, pero los otros hombres de la nave no quieren que ella se acuerde del encuentro. Betty insistió en que no importa lo que le hicieron a su memoria, que algún día ella se recordaría de los acontecimientos.

Ella y Barney fueron llevados a su coche, donde el líder sugirió que esperen para que vean la salida de la nave. Así lo hicieron, y luego reasumieron el viaje a su casa. Betty dijo que el evento fue milagroso y emocionante, pero Barney no dijo nada.

Consecuencias de los sueños de Betty

El sueño de Betty concluyó con ella preguntando, "¿Ahora crees en platillos voladores? Irritado, Barney dijo: "¡No seas ridícula!"

Mientras que Betty pensó que sus sueños pueden reflejar eventos reales, Barney era más escéptico, pensaba que su mujer simplemente había tenido una serie de sueños inusualmente intensos.

Ayuda médica y más entrevistas

Tiempo perdido

El 25 de noviembre de 1961, los Hill fueron nuevamente entrevistados a fondo por los miembros de “NICAP”, esta vez de C.D. Jackson y Robert E. Hohman.

Después de haber leído el informe inicial de Webb, Jackson y Hohman tenían muchas preguntas para los Hill. Una de sus principales preguntas fue acerca de la duración del viaje. Ni Webb, ni los Hill se dieron cuenta de que un viaje que debería haber tomado cerca de cuatro horas, ellos llegaron a su casa siete horas después de su partida. Cuando Hohman y Jackson notaron esta discrepancia a los Hill, la pareja se quedó atónita, no tenían ninguna explicación (una circunstancia frecuente en los casos de las abducciones alienígenas que algunos llaman “missing time” el tiempo perdido). Sin embargo, Betty era capaz de recordar una imagen de la luna brillando en el suelo.

Clark escribió, “a pesar de todos sus esfuerzos, los Hill no podían recordar casi nada de las 35 millas entre Indian Head y Ashland. El tema de la hipnosis se acercó. Tal vez la hipnosis podría desbloquear los recuerdos perdidos. Barney estaba aprensivo sobre la hipnosis, pero pensó que quizás podría ayudar a Betty a poner a descansar a lo que Barney describe como 'disparates' de los sueños recurrentes de Betty.”

Desde febrero de 1962, los Hill hacían viajes frecuentes cada fin de semana para tratar de localizar el área de sus encuentros con el OVNI, con la esperanza de que localizando el sitio quizás puedan aflojar más recuerdos. No tuvieron éxito en tratar de localizar el sitio durante varios años después.

Clark escribió: "En febrero o marzo [de 1962] verrugas aparecieron en un círculo casi perfecto alrededor de la ingle de Barney, que fueron removidos quirúrgicamente."

Divulgación Privada

El 23 de noviembre de 1962, los Hill asistieron a una reunión en la casa parroquial de la iglesia donde el orador invitado fue el capitán Ben H. Swett de la Fuerza Aérea de EE.UU., que recientemente había publicado un libro de su poesía. Después de leer las selecciones de su poesía, el pastor le pidió que hable de su interés personal de la hipnosis. Cuando se terminó la sesión, los Hill se acercaron al capitán Swett en privado y le dijeron lo que recordaban de sus encuentro extraño. Estaba particularmente interesado de la cuenta del "tiempo perdido" de los Hill”. Ellos le preguntaron si podía hipnotizarlos para recuperar sus memorias, pero Swett dijo que no estaba calificado para hacerlo y les advirtió en contra de ir a un hipnotizador aficionado, como él, o medio hipnoterapeuta.

La primera divulgación pública

El 3 de marzo de 1963, los Hill comentaron públicamente por primera vez el encuentro de OVNI con un grupo en su iglesia.

El 7 de septiembre de 1963, el capitán Swett dio una lectura formal sobre la hipnosis a una reunión en la Iglesia Unitaria. Después de la lectura, los Hill le dijeron que Barney iba a un psiquiatra, el Dr. Stephens, con quien él tenía amistad y confiaba. El capitán Swett sugirió que Barney le pida al Dr. Stephens sobre el uso de la hipnosis.

Cuando él después conoció al Dr. Stephens, Barney le preguntó acerca de la hipnosis. El Dr. Stephens refirió a los Hill al Dr. Benjamín Simón de Boston.

En noviembre de 1963, los Hill hablaron frente un grupo de aficionados que estudian los OVNIs en el Centro Quincy, en Massachusetts.

Los Hill se reunieron por primera vez con el Dr. Simón el 14 de diciembre de 1963.

Temprano en sus discusiones, el Dr. Simón determinó que el encuentro del OVNI le causaba a Barney más preocupación y ansiedad que el Sr. Hill estaba dispuesto de admitir. Aunque el Dr. Simón desestimó la hipótesis extraterrestre como imposible, parecía obvio para él que los Hill realmente pensaron que habían sido testigo de un OVNI con ocupantes parecidos humanos. Simón esperó de destapar más información acerca de la experiencia con la hipnosis.


Sesiones de hipnosis del doctor Simón

Simón comenzó a hipnotizar a los Hill el 4 de enero de 1964. El hipnotizó a Betty y a Barney varias veces cada uno, y las sesiones se prolongaron hasta el 6 de junio 1964. Simón condujo las sesiones sobre Barney y Betty por separado, así para que no puedan oír las recordaciones de uno al otro.









Sesiones de Barney

Simón hipnotizó a Barney primero. Sus sesiones fueron a menudo bastante emocionales, puntuadas con arrebatos enojados, expresiones de temor, y episodios de llantos histéricos. Barney dijo que, debido a su temor, él mantuvo sus ojos cerrados durante la mayor parte de su encuentro OVNI. De acuerdo con estas respuestas tempranas, el doctor le dijo a Barney que él no se recordaría las sesiones de hipnosis hasta que ellos estén seguros que él se pueda recordar sin ser aún más traumatizado.

Bajo hipnosis, Barney también informó de que la correa de los binoculares se había roto cuando él salió corriendo huyéndole al OVNI al regreso a su coche. Recordó manejar el auto alejándose del OVNI, pero que después se sintió irresistiblemente obligado a salirse de la carretera, y meterse dentro del bosque. Él eventualmente avistó seis hombres a pie en el bosque. Comandando a Barney que deje de conducir, tres de los hombres se acercaron al coche. Le dijeron que no les tenga miedo. Todavía estaba ansioso, sin embargo, informó que el líder le dijo a Barney que cierre los ojos. Mientras hipnotizado, Barney dijo: "Me sentía como los ojos se habían empujado dentro de mis ojos."

Barney describió a las criaturas generalmente similares a la hipnosis de Betty, no un recuerdo de sueño. Sin embargo, él describió sus ojos mucho más grandes, que se extienden a los lados de la cabeza. Las criaturas, a menudo lo miraban fijamente en sus ojos, dijo Barney, con un terrible efecto hipnótico. Bajo hipnosis, Barney dijo cosas como, “Sólo los ojos me están hablando y todo lo que veo son estos ojos. No temo que no están conectados a un cuerpo. Pero están ahí. Están hasta cerca de mí, presionando contra mis ojos."

Barney relacionó que él y Betty fueron llevados a la nave en forma de disco, donde él y Betty fueron separados. Lo Llevaron a un cuarto por tres hombres pequeños donde fue desvestido y se le dijo que se acueste en una mesa de examen rectangular. Distinto a Betty, su narración del examen era fragmentada porque seguía manteniendo los ojos cerrados durante la mayor parte del examen. Un aparato en forma de vaso fue colocado sobre sus genitales. Él no experimentó un orgasmo aunque Barney pensó que una muestra de semen se ha tomado. Los hombres rasparon su piel, y miraron dentro de sus oídos y la boca. Un tubo o cilindro se insertó en su ano. Alguien sintió su columna vertebral, y parecía estar contando sus vértebras.


Mientras Betty informó que tuvo largas conversaciones con las criaturas en inglés, Barney dijo que había oído hablar en un idioma murmurado que no entendía. Las pocas veces que se comunicaron con él, Barney dijo, que parecía ser "transmisiones de pensamientos"; en ese momento, él no estaba familiarizado con la palabra “telepatía”.

Se recordó siendo escoltado afuera de la nave, y llevado a su coche, que estaba cerca de la carretera y no en el bosque. Embobado, vio salir de la nave. Barney notó la apariencia de una luz en el camino, y él dijo, 'Oh, no, otra vez. “Recordó la especulación de Betty que la luz podría haber sido la luna, aunque la luna se había bajado varias horas antes.

Períodos de sesiones de Betty

Las sesiones de la hipnosis de Betty no eran tan llenas de acontecimientos. Bajo hipnosis, su versión era muy similar a los eventos de sus sueños recurrentes sobre el encuentro con el OVNI, con dos diferencias notables: bajo hipnosis, los hombres pequeños no tienen la nariz grande, y no tenían pelo. El Dr. Simón le propuso a Betty que ella dibuje una copia del “mapa de estrellas". Ella hesitó, pensando que ella sería incapaz de describir con precisión la calidad 3-dimensional del mapa, dijo que vio en la nave. Eventualmente, sin embargo, ella hizo lo que sugirió el Dr. Simón. Aunque dijo que el mapa tenía muchas estrellas, ella sólo dibujó esas que se destacaron en su memoria. Su mapa consiste de doce estrellas prominentes conectadas con líneas y tres más menores que formaron un triángulo distintivo. (Ver abajo) Ella dijo que le dijeron que las estrellas conectadas por líneas sólidas indicaban rutas de 'comercio', mientras que las líneas de puntos eran de estrellas meno viajadas.


Las conclusiones del Dr. Simón

Después de extensas sesiones de hipnosis, el Dr. Simón llegó a la conclusión de lo que Barney decía sobre el encuentro OVNI era una fantasía inspirada por los sueños recurrentes de Betty. Aunque Simón admitió esta hipótesis no explica todos los aspectos de la experiencia, él pensó que era la explicación más plausible y coherente. Barney rechazó esta idea, señalando que mientras sus recuerdos eran en algunos aspectos entrelazados, también había partes de sus dos relatos que eran únicas de cada una. Barney ahora estaba dispuesto de aceptar que habían sido secuestrados por los ocupantes de un OVNI, aunque nunca lo abrazó tan plenamente como Betty lo hizo.

A pesar que los Hill y Simón desacordaban sobre la naturaleza del caso, todos concurrieron en que las sesiones de hipnosis eran efectivas: los Hill ya no estaban atormentados con pesadillas o ansiedades por el encuentro con el OVNI.

Posteriormente, el Dr. Simón escribió un artículo sobre los Hill en la revista “Psychiatric Opinion”, explicando sus conclusiones de que el caso era una aberración psicológica singular.

La publicidad después de las sesiones de hipnosis

Los Hill volvieron a su vida normal. Ellos estaban dispuestos a discutir el encuentro OVNI con amigos, familiares y ocasionalmente con un investigador de OVNI, pero los Hill al parecer no hicieron ningún esfuerzo para buscar publicidad.

Pero el 25 de octubre de 1965, un artículo periodístico cambió todo. Una historia de primera página en el “Boston Traveler” preguntó "Terror de OVNI: ¿agarraron una pareja?" El reportero John H. Lutrell del Boston Traveler (Viajero de Boston) le dieron una grabación en cinta de audio de la lectura que los Hill dieron en el centro Quincy a principio de 1963. Lutrell se enteró de que los Hill se habían sometido a la hipnosis con el Dr. Simón, él también obtuvo notas de las entrevistas que los Hill habían tenido con los investigadores de OVNI. El 26 de octubre, la “UPI” tomó la historia de Lutrell, y los Hill ganaron la atención internacional.


En 1966, el escritor John G. Fuller obtuvo la cooperación de los Hill y del Dr. Simón, y escribió el libro “The Interrupted Journey” (El Viaje Interrumpido) sobre el caso. El libro incluye una copia del “mapa de las estrellas” que Betty dibujó. El libro fue un éxito rápido, y pasó por varias ediciones.

Muchas de las notas de Betty Hill, cintas y otros elementos se han colocado en una colección permanente en la biblioteca de la Universidad de New Hampshire, su alma mater.













Analizando el mapa de estrellas
Mapa de Zeta Reticuli, de acuerdo a Betty Hill y Marjorie Fish
El mapa dibujado por Betty Hill
El mapa según los astrónomos
















En 1968, la Sra. Marjorie Fish de Oak Harbor, del estado de Ohio, leyó "Interrupted Journey" de Fuller. Ella era una maestra de escuela primaria y una astrónoma aficionada. Intrigada por el “mapa de las estrellas", la Sra. Fish se preguntó si podría ser "descifrado" para determinar de qué sistema de estrellas el OVNI vino.

Suponiendo que una de las quince estrellas en el mapa debe representar nuestro sol, Fish construyó un modelo 3-dimensional de las estrellas cercanas que parecen soles usando hilo y abalorios, basando las distancias estelares con las que estaban publicadas en el catálogo de “Gliese Star” del 1969. Estudiando miles de posiciones ventajosas por varios años, el único que parecía emparejar con el mapa Hill era el sistema de estrella binaria de Zeta Reticuli. Por lo tanto, ella concluyó que el OVNI quizás había venido de un planeta en órbita en Zeta Reticuli.

Como resultado de la hipótesis de Fish, algunos han llamado el caso de los Hill "El incidente Zeta Reticuli". La mayoría de los ufólogos, sin embargo, siguen prefiriendo de usar "la abducción Hill" o algún término similar.

Información de la distancia necesaria que hizo juego con las tres estrellas, que forman el triángulo distintivo que Betty Hill dijo, por lo general no estaba disponible hasta el 1969 cuando el Catálogo Gliese salió. Fish también fue la primera en señalar que todas las estrellas en el mapa conectadas por líneas (que Betty dijo que le dijeron que eran líneas de 'comercio', o rutas más viajadas) caen planadas con Zeta Reticuli actuando como un eje. Así, que las rutas demostradas serían los caminos más lógicos y eficaz para explorar las vecinas estrellas cerca de una civilización ubicada en Zeta Reticuli. Estos puntos desempeñaron un papel crítico en los debates posteriores sobre la validez de la comparación que Fish hizo con el mapa de Betty Hill.

Fish envió su análisis a Webb. Acordando con sus conclusiones, Webb envió el mapa a Terence Dickinson, editor de la revista popular “Astronomy”. Dickinson no estaba de acuerdo con las conclusiones de Fish y Webb, pero estaba intrigado, y, por primera vez en la historia de la revista, “Astronomy” invitó comentarios y debates sobre un informe de OVNI, comenzando con un primer artículo en la edición de diciembre de 1974. Aproximadamente un año después, la página de opiniones de “Astronomy” llevó argumentos a favor y en contra del mapa de estrellas. Notable fue un argumento hecho por Carl Sagan y Stephen Soter argumentando que el “mapa de estrellas” parece que "era poco más que una alineación aleatoria con puntos de casualidad. En cambio, los más favorables al mapa, como el Dr. David Saunders, un estadístico que había estado en el “Condon UFO study”, argumentó que la alineación inusual de estrellas principales parecidas al sol en un plano centrado en Zeta Reticuli (descrito por primera vez por la Sra. Fish) fue estadísticamente improbable haber sucedido por casualidad de un grupo aleatorio de estrellas en nuestra vecindad inmediata.

Viaje Interrumpido

La publicación de 1966 “Interrupted Journey” (Viaje Interrumpido), por John G. Fuller, detalla mucho de las afirmaciones de los Hill. Extractos del libro fueron publicados en la revista “Look”, “Interrupted Journey” llegó a vender muchas copias más y publicitó el caso de los Hill aún más”.

Budd Hopkins escribe: ... “El caso de los Hill lleva sobre todo una teoría popular que ha sido ampliamente aceptadas de manera sin crítica por muchos escépticos: la idea de que tales cuentas han sido implantadas durante hipnosis, consciente o inconscientemente, o por doctores manipulantes que "creen en" la realidad de esos casos. Dr. Simón, quien hipnotizó a los Hill, era abiertamente un escéptico acerca de la realidad de los recuerdos del secuestro de los Hill. Sin embargo, los Hill se mantuvieron tercamente con su historia, recuperada hipnóticamente a pesar de las sugerencias del Dr. Simón al final de la sesión que sus memorias no pueden ser literalmente ciertas. Por lo tanto, se puede concluir que la parcialidad del hipnotizador no tuvo nada que ver con el contenido de sus memorias hipnóticas. Más tarde, Betty dijo haber visto OVNIs en varias ocasiones después de la abducción inicial, y después se convirtió en una celebridad en la comunidad ufológica. "

Barney murió de una hemorragia cerebral el 25 de febrero de 1969, y Betty Hill murió de cáncer el 17 de octubre de 2004.



El Chupacabras: ¿Una criatura desconocida o una bestia extraterrestre?

Escrito por Nelson C. Rivera (PRUFON)


Muchos ufólogos afirman que el fenómeno conocido como el Chupacabras es una bestia extraterrestre, mientras que los criptozoólogos sostienen que puede ser una criatura terrestre desconocida que vaga las áreas boscosas de Puerto Rico y de las Américas. Otros dicen que es sólo un producto de la imaginación de la gente. Una cosa es cierta, el Chupacabras ha formado parte folklore y de la cultura puertorriqueña.

Los primeros animales conocidos que fueron matados con sus sangres siendo chupadas ocurrieron en el municipio de Moca, Puerto Rico. Desde 1975, en el pueblo de Moca, muchos animales de granja; pollos, conejos, cabras, incluso vacas y caballos fueron encontrados con sus cuerpos desangrados secos por una serie de pequeñas incisiones circulares en la garganta o el cuello dejando sus cuerpos intactos sin ser comidos. En aquel estonces el asesino fue llamado, “el vampiro de Moca”, pero no había ninguna descripción del asesino y el nombre, “Chupacabras” todavía no fue dado.





En marzo de 1995, los municipios de Orocovis y Morovis, en el interior de la isla, descubrieron que sus animales de granja fueron matados en una manera no convencional, y de una manera diferente a los animales salvajes que matan sus presas. En este ataque, ocho ovejas fueron descubiertas muertas, cada una con tres heridas punzantes en el pecho y completamente desangradas. Sin embargo, cuando los ataques ocurrieron con frecuencia en el municipio de Canóvanas, el fenómeno se extendió por toda la isla e internacionalmente.

La primera descripción del asesino misterioso se produjo en septiembre de 1995 por la Sra. Madeline Tolentino del pueblo de Canóvanas y de otros testigos subsecuentes que describieron a la criatura como siendo bípeda y salta como un canguro o un conejo. La descripción presentó aún más al asesino como una horrenda criatura reptil con la piel parecida de cuero o escamosa del color verdosa-gris y espinas dorsales o canillas agudas corriendo por la espalda. Es aproximadamente 3 a 4 pies (1 a 1,2 m) de altura, y se para y salta de una manera similar a un canguro. Dicen que la criatura tiene la nariz y cara como un perro o pantera, una lengua bifurcada, y colmillos largos. Se describe que silbe y chilla cuando está alarmada, dejando atrás un hedor sulfúrico. Cuando chilla, algunos informes afirman que los ojos abultados del Chupacabras resplandecen un color rojo inusual que les da náusea a los testigos.

Poco después de los primeros incidentes reportados en la prensa, el cómico y empresario puertorriqueño, Silverio Pérez, dijo en broma, en un programa de televisión en vivo, llamó a la criatura, “El Chupacabras”. La gente lo tomó en serio y el nombre se quedó y se popularizó internacionalmente. Esto fue en referencia a la criatura implicada en los ataques con un hábito de beber la sangre de los animales, especialmente cabras. Pronto, después de eso, avistamientos del Chupacabras fueron reportados en México, Chile, Argentina, República Dominicana, Perú, Colombia, El Salvador, Nicaragua, Panamá, Honduras, Brasil y Estados Unidos.


En los Estados Unidos, una criatura, como un perro sin pelo, empezó a atacar a los animales de granja en varias áreas de Texas. Esto ha hecho que la gente crea en los Estados Unidos que el Chupacabras es un perro o coyote sin pelo con sarna. Ningún perro chupa sangre y deja el cuerpo sin ser comido. Ningún perro deja heridas de punturas en la garganta o en el cuello de su víctima dejando el cuerpo totalmente desangrado. Ningún perro es bípedo ni salta como un canguro. Ningún perro tiene espinas dorsales ni canillas agudas corriendo por la espalda. Puede ser perros salvajes atacando los animales de granja en Texas, pero la situación en Puerto Rico es muy diferente.

La mayoría de los ufólogos están de acuerdo que el fenómeno conocido como el Chupacabras es una bestia extraterrestre. En algunos casos, fue visto con los grises extraterrestres en Puerto Rico y otros lugares de la América Latina. Ocurrieron numerosas muertes de animales en circunstancias casi idénticas coincidiendo en la misma zona geográfica con docenas de casos de avistamientos de OVNIS y otros fenómenos.

El criptozoólogo británico, Jonathan Downes, ha viajado a Puerto Rico en busca del Chupacabras en los bosques de la isla. Él cree que es una criatura críptida como el monstruo del Lago Ness o Bigfoot, y no un extraterrestre. Una criatura desconocida terrestre escondida en una pequeña isla densamente poblada, para mí es improbable. Según Wikipedia, la enciclopedia de Internet, de 238 países en el mundo, Puerto Rico es número 21 en  densidad, número tres en densidad en las Américas y número dos en densidad en los Estado Unidos. ¿Puede una criatura desconocida de momento aparecer en los años 1990’s sin ser vista en los 500 años de historia de la isla? Si fuera un animal desconocido, habría sido capturado o matado ya.

Lea más acerca del Chupacabras en lo siguiente:

Avistamiento del chupacabras en Puerto Rico

Un policía puertorriqueño dispara el Chupacabras





Lajas

Aunque haya habido muchos avistamientos inexplicables en el pueblo de Lajas, la situación allí ha sido amplificada por la cantidad de mentiras y exageraciones por un grupo de supuestos “ufólogos” que ignoran otras áreas de Puerto Rico para promover el turismo en Lajas. Eso quedó evidente cuando mi esposa y mi hija se confrontaron con una terrible experiencia con los extraterrestres en Aguada y ese grupo de charlatanes rechazó nuestra súplica de ayuda. Por supuesto, si hubiera sucedido en Lajas, habrían saltado a la oportunidad para la fama y el turismo para ese pueblo. Esos engaños y mentiras fueron aprobados y sancionados por el entonces alcalde de ese pueblo que nombró a la ruta 303, “ruta extraterrestre”. La idea de construir un “ovnipuerto”, “los avistamientos de la llorona”, y el mayor engaño de todos, “de que un OVNI se estrelló allí” sólo podría encontrarse en una novela de ciencia ficción.

Por Nelson Rivera
Lea más

Noticias

Feedjit

aliens-exam


Parte posterior de monedas estadounidenses de 25 centavos representando a Puerto Rico

中文(简体) Português English (US) Français Deutsch Italiano 日本語 한국어 Русский Español

Suscriba a este blog via →

El alien bailarín

Acerca de mí

Ufólogo, investigador criminal, músico, dibujante y escritor.


Yo trabajé 20 años para el Departamento de Corrección de la Ciudad de Nueva York. Primero como un Oficial de Corrección por 4 años, Capitán por 12 años y como "Deputy Warden" (diputado de prisión) por 4 años. Como agente de la policía y como supervisor, yo he conducido numerosas investigaciones criminales, algunas para alegaciones inimaginables.


En junio de 2005, después de mi retiro, me mudé a Puerto Rico con mi familia en donde mi esposa e hija tuvieron unas experiencias extraordinarias con extraterrestres. Estos encuentros con los alienígenas y abducciones subsecuentes de mi mujer y la falta de ayuda de los supuestos, "ufólogos" aquí en la isla, me llevó a involucrarme en el campo de la ufología y en la necesidad de ayudar a otros que han tenido experiencias similares.


Sobre PRUFON


PRUFON, Puerto Rico UFO Network, Inc., es una organización sin fines de lucro que lleva a cabo serias investigaciones y no conduce ninguna investigación que sea absurda. Nuestro objetivo es encontrar la verdad y las repuestas de unas de las más difíciles preguntas relacionadas con los avistamientos de OVNI, encuentros con los extraterrestres y abducciones alienígenas, etc. No estamos afiliados con ningún otro grupo ufológico en Puerto Rico ni en el mundo. PRUFON fue fundado en la ciudad de Aguadilla, Puerto Rico en septiembre de 2009 para compartir con el público lo que hemos logrado y hemos investigado en los campos relacionados con la ufología.


Esta red de Internet ofrece una perspectiva diferente en la vida, y trabaja duro para mantenerle informado sobre los fenómenos inexplicables que ocurren en la isla de Puerto Rico y en el Caribe. Colectamos y recopilamos informaciones sobre los objetos volantes no identificados (OVNIS) y otros fenómenos inusuales que los medios de comunicación (la prensa) y la ciencia no están dispuestos de exponer al público, ni quiere estudiar, ni si quiera reconocer.


Cualquier encuentro o avistamiento inusual que usted haya tenido y desea una investigación y/o desea publicarlo en este sitio Web, puede ponerse en contacto con PRUFON en prufon@gmail.com. Usted se mantendrá anónimo(a) si lo indica por escrito.






back to top

Subir