planetas

Esta página web pertenece a PRUFON, una organización que investiga
el fenómeno ovni situada en Puerto Rico para compartir con nuestros
amigos hispanohablantes artículos relacionados con el fenómeno ovni
y de otros sucesos paranormales que ocurren en el mundo entero.

Los ataques de OVNIs en la isla de Colares

Dos mil personas experimentaron ataques de los objetos voladores no identificados que aparecieron casi todas las noches con intensos haces de radiación que dejaron marcas de quemaduras y heridas de perforación en sus cuerpos. Más de 80 personas fueron disparadas con los haces intensos de luz, más de 35 personas fueron hospitalizadas en la cercana ciudad de Belém y dos murieron. Ellos no podían entender por qué fueron perseguidos y atacados, pero dicen que fueron atacados violentamente. Estaban a la merced de los merodeadores OVNIs cuya conducta parecía una redada que un ejercicio de "paz y amor". La gente del lugar llamó las luces "chupa-chupa”, debido a sus creencias de que las luces chupan la sangre de cualquier persona que se encuentre en la noche. Estos avistamientos dirigieron al gobierno brasileño a enviar un equipo para investigar bajo el nombre en clave “Operación Platillo” (en portugués: Operação Prato).


Estos encuentros extraños comenzaron agosto de 1977, en la pequeña isla brasileña de Colares situada en la desembocadura del Rio Amazona en el estado de Pará, Brasil (noreste del país). La histeria colectiva de sus habitantes aterrorizados por la aparición de las misteriosas luces les impedía dormir, o pescar. La población vivía en un estado de terror. Los gritos de miedo se podían escuchar todas las noches y entonces las personas afectadas por los rayos de luz sufrieron lo que podríamos llamar unos "ataques de nervios", cuyos síntomas eran casi siempre iguales: una parálisis parcial o total, la pérdida de discurso, escalofríos, mareos, sofocos, ronquera, taquicardia, temblores, dolores de cabeza tipo migraña, entumecimiento progresivo en las cicatrices extrañas u hoyos diminutos que las víctimas aburren en sus cuerpos por los rayos de luz.

Los testigos

Una de los testigos de los ataques de los OVNIs en Colares fue una médica, la Dra. Wellaide Cecim Carvalho, que se preocupó por más de 40 víctimas. Vio las quemaduras en los cuerpos golpeados por los rayos de luz no identificados que vinieron del cielo; dos de sus pacientes murieron. Debido a su trabajo, ella tenía miedo de ser considerada ridícula si la gente descubre que ella no tenía ninguna explicación de las lesiones y dudaba lo que la gente decía hasta que ella misma fue cogida en una de las misteriosas luces aéreas. Ella no sufrió ninguna herida o efectos físicos duraderos.



La gente del lugar, la gran mayoría que eran pescadores y agricultores, no podía entender por qué fueron escogidos por las luces. Tuvieron sólo una certeza: que fueron aterrorizados como “conejillos de Indias” para seres de otro planeta desconocido. Y no sabían si iban a sobrevivir esa experiencia extraña.

Un testigo declaró: "La gente y los animales fueron atacados. No había comida, la falta de alimentos era terrible. Nadie pescaba. La gente no salía a sus jardines de vegetales para cultivarlos. Todo el mundo trató de andar en grupos grandes. Nadie quiso quedarse solo. Todo Colares paró. A las seis, oscureció y nos íbamos a dormir. Grupos de hasta cincuenta a sesenta mujeres y niños se reunían en una casa. Los hombres se quedaban despiertos toda la noche encendiendo fogatas y golpeaban ollas y cacerolas para hacer ruido para espantar los OVNIs. La gente también comenzó a disparar hacia el cielo para asustarlos."

Hubo informes de OVNIs pequeños, OVNIs grandes, con forma de cigarro, en forma de plato, y mucho más.


En la tarde del 29 de octubre, el señor Benedito Campos y su esposa de 17 años de edad, Silvia Mara estaban en su casa cuando vieron un objeto plateado en forma óvalo apuntando un reflector verde como un faro hacia el dormitorio donde estaban acostados. Lleno de curiosidad, se acercaron a una pequeña ventana y, cuando lo hicieron, un haz fuerte fue disparado hacia la ventana dirigido a Silvia, tirándola en un estado de trance entumecido. Silvia, que estaba embarazada en ese momento, luego se desmayó. Después dos entidades aparentemente entraron en la casa con algo parecido a una "antorcha dorada" y una vez más el rayo golpeó a Silvia. Esta vez golpeándola en el brazo izquierdo en el nivel de la muñeca. Sus venas parecían "levantarse fuera del cuerpo", tan hinchadas que estaban por el haz disparado. Más tarde, mientras en la casa de un vecino, Benedito fue brevemente paralizado por un rayo de luz. Por temor de un fracaso de parto, marido y mujer fueron llevados por la noche en un barco a la Clínica Médica Mosqueiro, seguido todo el camino por el OVNI, que no hizo ningún intento nuevo de hacerles daño. Permanecieron allí durante tres días donde la mujer recuperó, pero Benedito estaba en un estado de depresión severa por unos días. Sus funciones motrices estaban perturbados y de acuerdo a los informes de su madre, lloraba frecuentemente.


La Fuerza Aérea fue alertada:

COMAR (Comando Aéreo Regional), el Comando Aéreo Regional de la Fuerza Aérea brasileña, llegó a Belém, e hizo una serie de investigaciones en la región, bajo el nombre del proyecto "Operación Platillo." COMAR asigna el capitán Uyrangê Hollanda para dirigir un equipo de oficiales de la Fuerza Aérea para investigar los extraños sucesos en la isla.


A principios de septiembre de 1977, los funcionarios del capitán Hollanda que incluyeron ingenieros y científicos, llegaron a Colares. Los hombres crearon un campamento, colocaron telescopios y cámaras en las playas cercanas. Cuando ellos llegaron, había un pánico total en toda la isla. La población no dormía debido al miedo. Trataron de calmarlos, pero no pudieron hacerlo.

Capitán Uyrangê Hollanda, dirigió todas las operaciones en la región. Durante las investigaciones, la Fuerza Aérea obtuvo cuatro películas y cientos de fotografías de discos voladores en la cuenca de Marajó. También fueron de gran ayuda para la población, proporcionando asistencia de los psicólogos para eliminar el pánico que acompañaba toda la región.


El 1 de noviembre de 1977, los militares instalaron un puesto de observación de OVNIs en la torre de agua de Colares, cuando un extraño suceso les llamó la atención. A la media noche, una luz azul, ya vista en observaciones anteriores, se movía desde el sur al norte y se detuvo encima del banco de arena llamado "Coroa Vermelha". Otro objeto brillante, de color amarillo a rojo, se acercó y se oscureció cuando tocó la luz. Media hora después, otro objeto hizo lo mismo, y se desapareció después de posarse en una luz azul. El capitán Hollanda dijo que un gran objeto brillante, que parecía ser la "nave nodriza", estaba a 100 metros de ellos. El capitán Hollanda dijo, "Yo estaba aterrorizado. En ese momento, yo no sabía lo que iba a suceder. Nos podrían haber llevado. Podrían haber hecho con nosotros lo que quisieran. En otra ocasión, estábamos en la 'Baía do Sol' y fue alrededor de las 7:00 de la mañana, poco después de la salida del sol. No vimos nada cuando, de repente, un enorme objeto en forma de disco, con más o menos 30 metros de diámetro se suspendió a 50 metros sobre nosotros".

La muerte del capitán Hollanda:

El capitán Hollanda, él mismo, también se convirtió en un testigo ocular de los encuentros OVNIs, alegando que fue visitado por uno de los extraterrestres que le hablaba en portugués. En junio de 1997, durante una entrevista con los ufólogos brasileños, AJ Gervaerd y Marco Petit, él describió a los OVNIs y les mostró un objeto incrustado en su brazo izquierdo, alegando que los extraterrestres lo pusieron en su lugar durante su último encuentro. Durante dos días los tres hombres se reunieron en la casa del capitán. Se grabó toda la reunión.


En julio de 1997, la historia de Hollanda fue publicada en la revista de OVNI de Gevaerd y Petit. Por una razón desconocida, el 2 de octubre de 1997, el capitán Hollanda muere. Él fue encontrado por su hija acostado al lado de su cama con una soga al cuello, al parecer colgando. La causa oficial de muerte fue la asfixia, pero no estaba claro si la muerte fue accidental, suicidio o asesinato. Conocidos personales del capitán dicen que él no era capaz de suicidarse. Muchos sospechan que él pudo haber sido asesinado por hablar demasiado.



Resultados de la Operación Platillo:

La Fuerza Aérea Brasileña pronto descubrió la razón del pánico en la isla, porque su propio personal se convirtió en blanco de los haces de luz. Se ha logrado tomar cuatro películas de vídeo de los objetos, y muchas fotografías, pero ninguna explicación se ofreció cada vez para satisfacer el pueblo de Colares.





El incidente OVNI del bosque Rendlesham, Inglaterra

Información compilada y traducida por PRUFON

Cerca de dos bases militares de los EE.UU. teniendo, según dicen, las reservas más grandes de armas nucleares tácticas en la Europa no-comunista, un OVNI fue descubierto por un equipo personal militar de los Estados Unidos, suspendido cerca en el bosque. En el 1980, fueron unas de las bases más grandes y más importantes de Europa, con un personal de más de 12.000 militares que sirvieron y protegieron un arsenal nuclear significativo. Era el apogeo de la Guerra Fría, con tensiones entre OTAN y la Unión Soviética a punto de ebullición. La vigilancia no sólo era necesaria, era imprescindible.

Este evento se llevó a cabo durante tres noches consecutivas, (25 al 26, 26 al 27, y 27 al 28), de diciembre de 1980 en el área del bosque Rendlesham, en el condado de Suffolk, Inglaterra. Las bases, Bentwaters y Woodbridge, eran propiedades de la RAF (las fuerzas aéreas británicas) y fueron arrendadas a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos. Este incidente en particular es denominado, "El Roswell de Gran Bretaña".

26 de diciembre

El 26 de diciembre de 1980, aproximadamente a las 2:00 am, un objeto no identificado fue registrado por el radar de la RAF Watton en Norfolk (Reino Unido). El objeto se salió de la pantalla hacia el área del bosque Rendlesham, en Suffolk. Las fuerzas áreas británicas y estadounidenses  en la base Bentwaters también rastraron el objeto no identificado, ya que las bases estaban dentro del bosque Rendlesham.











Aproximadamente a las 3:00 am, la misma noche, extrañas luces fueron reportadas por dos patrulleros de seguridad cerca del portón este de la base aérea de Woodbridge. Los militares estadounidenses inicialmente pensaron que se trataba de un accidente de avión. Tres militares fueron expedidos para investigar. Jim Penniston y John Burroughs siguieron adelante con un conductor y se dirigieron hacia las misteriosas luces.

Cuando ellos ya no podían maniobrar el vehículo alrededor de los árboles densos, Burroughs y Penniston se apearon de su jeep, y continuaron a pie. Mientras se acercaban más a las luces, se dieron cuenta de fuertes interferencias en sus radios, se sentía una carga eléctrica en el aire y se dieron cuenta de que la escena no se parecía a un choque de avión.

De repente, fueron testigos de un objeto triangular y bien iluminado suspendido en silencio en el bosque a varios pies sobre la tierra. Era un objeto metálico cónico, suspendido en una niebla amarilla y se levitaba por un claro en el bosque, con un círculo de luces pulsantes azules y rojas vibrantes encima. La patrulla estaba conmocionada y asustada de ver una nave en forma platillo que parecía estar suspendida por debajo por un tipo de rayo.




Uno de los hombres, Jim Penniston, tomó notas detalladas de sus características, tocó su superficie "cálida, suave como el vidrio”, y dibujó en su libreta de notas los numerosos símbolos que se veían en su cuerpo. Tomó varias fotografías, pero Penniston cree que las fotos fueron blanqueadas intencionalmente por los militares de EE.UU.



Hubo otro destello de luz que cegaba y los hombres se cubrieron bajándose. La nave se levantó entre los árboles y se apresuró hacia el cielo nocturno. Penniston dijo que nunca había visto un movimiento de aeronave tan rápido en su carrera en la Fuerza Aérea.











Penniston afirma haber visto tres “patas” de aterrizaje haciendo un triángulo en el objeto dejando tres impresiones en el suelo. Al día siguiente, las huellas eran todavía visibles, así como marcas de quemaduras y ramas rotas en los árboles cercanos. Penniston hizo (el día siguiente) moldes de yeso de las huellas que fueron demostradas en documentales de televisión.

Los aviadores fueron interrogados, amenazados y obligados a firmar documentos prometiendo el silencio. Uno hasta afirma de haber sido obligado a firmar un documento jurando que el OVNI era un faro. Algunos informes sugieren que habían sido ordenados guardar silencio, y amenazados con daños corporales cuando fueron dichos durante el interrogatorio que "las balas son baratas".

28 de diciembre




Dos noches más tarde, el OVNI regresó y esta vez el Diputado Comandante de la Base, el Teniente Coronel Charles Halt se involucró personalmente. El 28 de diciembre de 1980, el Teniente Coronel Halt, estaba disfrutando de una relajante noche en una fiesta de Navidad cuando uno de sus hombres llegó en un estado agitado y le informó a Halt que "¡el OVNI regresó!"

Halt estaba decidido de poner esa tontería a descansar. Sus hombres estaban protegiendo miles de millones de dólares en equipo militar, y no perseguir luces fantasmas entre los árboles. Él organizó un destacamento de seguridad y se dirigieron al bosque. Al llegar, Halt encontró un cordón de seguridad se había puesto en su lugar y grandes unidades móviles conocidas como “light-Alls” (focos móviles de luz) fueron desplegadas, a pesar de que no funcionaron apropiadamente por una razón inexplicable.

El Coronel Halt y 30 de sus hombres se dirigieron hacia los árboles, armados con una cámara fotográfica, un contador Geiger, un dispositivo de visión nocturna y una grabadora personal del Coronel Halt, en donde él grabó una de las piezas más impresionantes de audio. Halt estaba seguro que podía encontrar una explicación lógica para los informes de esos OVNIs.

Los focos de luz se negaron a funcionar, así que se dirigieron al bosque sin la iluminación que ofrecían las unidades móviles. Pronto se dieron cuenta de que sus radios llegaron a ser sujetas a la misma interferencia que habían plagado a Burroughs y Penniston dos noches antes. Halt vio que varios árboles habían sido dañados como si algo grande se había movido por el bosque, cortando las ramas y arrancando las cortezas de los arboles según pasaba. Ordenó que fotografías deban tomarse. El contador Geiger comenzó a registrar altos niveles de radiación en los lados de los árboles que habían sido dañados, y de los lados que enfrentaba el sitio pretendido del aterrizaje.

Una luz brillante roja apareció entre los árboles. Halt la describió como si fuera un ojo dándoles guiñadas. Se movía entre los árboles hacia su posición. Halt dijo que parecía como si estuviera goteando metal fundido. Luego se movió hacia fuera en el campo de un agricultor y permaneció allí por cerca de veinte o treinta segundos antes de explotar en silencio dividiéndose en varios objetos blancos que se alejaron en alta velocidad. Cuando investigaron el campo, los hombres de Halt no encontraron ninguna evidencia de marcas de quemaduras ni escombros que podían ser dejados por lo que habían atestiguado.

El objeto luego reapareció, yendo hacia ellos desde el sur y se detuvo por encima de ellos. Brilló hacia abajo, por lo que Halt describió, como un rayo láser con intensidad. La luz de láser cayó sobre el suelo cerca de sus pies haciéndolos retroceder. Halt estaba asombrado de lo que estaba viendo. Él lo grabó y es claramente evidente en la cinta. El rayo se apagó y el objeto se movió sobre la base militar, específicamente, algunos dijeron, sobre la zona de almacenamiento de las armas nucleares, y comenzó a brillar su rayo de láser hacia el suelo otra vez. Fue aquí donde la grabadora de Halt se quedó sin cinta.






Con la nave siguiendo flotando sobre la base de aviación, Halt decidió que ellos deberían volver a la base. En la entrada de la base fueron recibidos por John Burroughs y Adrian Bustinza. Burroughs se preocupó por los hombres de Halt, ellos parecían muy asustados, él dijo. Entonces vio una luz azul en el campo y se la señaló al coronel. Halt le dio permiso para ver lo que era, entonces él y Bustinza se dirigieron al campo, mientras que Halt y su equipo regresaron a la base.

Burroughs y Bustinza corrieron hacia el resplandor azul con Burroughs en la delantera y cuando lo alcanzaron, se desvaneció. Bustinza le dijo a Burroughs que lo había visto entrar en la luz azul y se desapareció. Él no lo podía creer. Burroughs tenía más preguntas que respuestas.


Estos hombres eran altamente profesionales entrenados, testigos expertos con muchos años de experiencia en muchos casos. La investigación que siguió se quedó controvertida por veinticinco años después.

De acuerdo a los aviadores, ellos se vieron envuelto, contra su voluntad, en un encubrimiento del gobierno. Penniston reclamó que después del encuentro del OVNI con Halt, las cosas comenzaron ponerse pesadas. Dos semanas después, Penniston dijo que fue interrogado por funcionarios de alto rango de la Oficina de Investigaciones Especiales (OSI). Penniston le dio a la OSI su declaración y les ofreció los dibujos que él había hecho durante su avistamiento. Después de esto, Penniston no pudo recordarse mucho sobre el interrogatorio, pero él cree que dio su consentimiento para que le administren drogas para decir la verdad tales como pentotal sódico.

Durante la investigación de la OSI, en la que cada vez más y más personas fueron llamadas, Adrian Bustinza fue interrogado de manera tan agresiva que se niega a hablar públicamente sobre el incidente hasta la fecha. La investigadora y ufóloga, Georgina Bruni, dijo que ha hablado con él, sin embargo, él le dijo que la OSI lo forzó a concordar bajo la amenaza de muerte, que lo que vio fue la luz del faro Orford Ness. Otros testigos también fueron dicho que abandonen sus historias acerca del OVNI.

Poco tiempo después, Burroughs y Halt, dijeron que vieron actividades ocurriendo en el bosque, con personales participando en actividades encubiertas en el lugar del aterrizaje. Las fotografías de Halt y Penniston regresaron del laboratorio de procesamiento completamente empañadas y blancas. Penniston cree que las fotos fueron blanqueadas intencionadamente.



Incluso Halt, el testigo con el rango más alto, cree que lo mantuvieron fuera de la investigación. Se le pidió a Halt que escribiera un memorándum describiendo el incidente. Así lo hizo, creyendo que se iba compartir con las autoridades británicas. El memorándum no fue supuesto de ser una cuenta definitiva del incidente y Halt cometió varios errores y omisiones, pero supuso que se iba crear suficiente interés para iniciarse una investigación adecuada. Pero el documento fue archivado.













Lo siguiente es el memo escrito por Halt, traducido por PRUFON:























Lajas

Aunque haya habido muchos avistamientos inexplicables en el pueblo de Lajas, la situación allí ha sido amplificada por la cantidad de mentiras y exageraciones por un grupo de supuestos “ufólogos” que ignoran otras áreas de Puerto Rico para promover el turismo en Lajas. Eso quedó evidente cuando mi esposa y mi hija se confrontaron con una terrible experiencia con los extraterrestres en Aguada y ese grupo de charlatanes rechazó nuestra súplica de ayuda. Por supuesto, si hubiera sucedido en Lajas, habrían saltado a la oportunidad para la fama y el turismo para ese pueblo. Esos engaños y mentiras fueron aprobados y sancionados por el entonces alcalde de ese pueblo que nombró a la ruta 303, “ruta extraterrestre”. La idea de construir un “ovnipuerto”, “los avistamientos de la llorona”, y el mayor engaño de todos, “de que un OVNI se estrelló allí” sólo podría encontrarse en una novela de ciencia ficción.

Por Nelson Rivera
Lea más

Noticias

Feedjit

aliens-exam


Parte posterior de monedas estadounidenses de 25 centavos representando a Puerto Rico

中文(简体) Português English (US) Français Deutsch Italiano 日本語 한국어 Русский Español

Suscriba a este blog via →

El alien bailarín

Acerca de mí

Ufólogo, investigador criminal, músico, dibujante y escritor.


Yo trabajé 20 años para el Departamento de Corrección de la Ciudad de Nueva York. Primero como un Oficial de Corrección por 4 años, Capitán por 12 años y como "Deputy Warden" (diputado de prisión) por 4 años. Como agente de la policía y como supervisor, yo he conducido numerosas investigaciones criminales, algunas para alegaciones inimaginables.


En junio de 2005, después de mi retiro, me mudé a Puerto Rico con mi familia en donde mi esposa e hija tuvieron unas experiencias extraordinarias con extraterrestres. Estos encuentros con los alienígenas y abducciones subsecuentes de mi mujer y la falta de ayuda de los supuestos, "ufólogos" aquí en la isla, me llevó a involucrarme en el campo de la ufología y en la necesidad de ayudar a otros que han tenido experiencias similares.


Sobre PRUFON


PRUFON, Puerto Rico UFO Network, Inc., es una organización sin fines de lucro que lleva a cabo serias investigaciones y no conduce ninguna investigación que sea absurda. Nuestro objetivo es encontrar la verdad y las repuestas de unas de las más difíciles preguntas relacionadas con los avistamientos de OVNI, encuentros con los extraterrestres y abducciones alienígenas, etc. No estamos afiliados con ningún otro grupo ufológico en Puerto Rico ni en el mundo. PRUFON fue fundado en la ciudad de Aguadilla, Puerto Rico en septiembre de 2009 para compartir con el público lo que hemos logrado y hemos investigado en los campos relacionados con la ufología.


Esta red de Internet ofrece una perspectiva diferente en la vida, y trabaja duro para mantenerle informado sobre los fenómenos inexplicables que ocurren en la isla de Puerto Rico y en el Caribe. Colectamos y recopilamos informaciones sobre los objetos volantes no identificados (OVNIS) y otros fenómenos inusuales que los medios de comunicación (la prensa) y la ciencia no están dispuestos de exponer al público, ni quiere estudiar, ni si quiera reconocer.


Cualquier encuentro o avistamiento inusual que usted haya tenido y desea una investigación y/o desea publicarlo en este sitio Web, puede ponerse en contacto con PRUFON en prufon@gmail.com. Usted se mantendrá anónimo(a) si lo indica por escrito.






back to top

Subir