planetas

Esta página web pertenece a PRUFON, una organización que investiga
el fenómeno ovni situada en Puerto Rico para compartir con nuestros
amigos hispanohablantes artículos relacionados con el fenómeno ovni
y de otros sucesos paranormales que ocurren en el mundo entero.

El caso OVNI de Cash-Landrum

Resumen:


El caso OVNI de Cash-Landrum fue un incidente que ocurrió en los Estados Unidos cuando los testigos evidentemente estuvieron muy enfermos después de su encuentro con un OVNI e insistieron que el avistamiento estaba asociado con el gobierno de los EE.UU. debido a la presencia de los helicópteros militares Chinook en el lugar. Posteriormente, demandaron al gobierno de los EE.UU. por daños causados a su salud. Es uno de los pocos casos OVNI que resulta en un procedimiento de demanda judicial.



El relato según los testigos:

En la noche del 29 de diciembre de 1980, Betty Cash (una mujer de negocios de 51 años), Vickie Landrum (de 57 años de edad y empleada de Betty), y Colby Landrum (el nieto de Vickie de siete años de edad) viajaban en el auto Oldsmobile Cutlass de Betty a visitar varios pueblos pequeños en la zona de Piney Woods del este de Texas en busca de un juego de bingo. Sin embargo, descubrieron que todos los juegos habían sido cancelados, mientras los clubes prepararon para las celebraciones de Navidad y del Año Nuevo. En vez de eso, se decidieron a una comida en un restaurante situado al lado de una carretera en New Caney.


Después de salir del restaurante, se dirigieron a su casa a Dayton, Texas en algún momento entre las 8:20 pm y 8:30 pm, (20.20h y 20.30h). Betty condujo a lo largo de la carretera FM 1485, un camino en un bosque denso generalmente utilizado sólo por personas que viven en la zona porque es muy aislado. Aunque sólo unos 50 km de la ciudad Houston el área está escasamente poblada y está cubierta de robles y pinos, y punteado con pantanos y lagos.




A unos 30 minutos más tarde, a las 9:00 pm (21.00h), dijeron los testigos que observaron una luz en el cielo nocturno. En un principio se pensaba que la luz era un avión que se acercaba a “Houston Intercontinental Airport” (unos 56 kilómetros de distancia) y le dieron poca atención.



Pocos minutos más tarde, en un camino tortuoso, los testigos vieron lo que tomaron de ser la misma luz de antes, pero ahora estaba mucho más cerca y muy brillante que se suspendía sobre los árboles. La base del objeto expulsaba llamas y emitía un calor significativo. Colby fue el primero en descubrirlo y se lo apuntó a los demás.



Según conducían acercándose, el objeto parecía ser más y más grande. Cuando se dieron cuenta que el objeto se acercaba a la carretera a poca distancia frente del auto empezaron a preocuparse, pero tenían esperanza de pasarle a tiempo y dejarlo atrás. Sin embargo, antes de que pudieran hacerlo el objeto había bloqueado la carretera y no podían pasar.

El objeto, muchas veces más grande que el auto, se quedó flotando en el nivel superior de los árboles disparando ocasionalmente hacia abajo sobre la carretera una combustión de fuego como los cohetes. Entre los disparos de fuego, el objeto se bajaba unos 7,5 metros o así, para después subir en el próximo disparo de fuego. Vickie lo describió “como un diamante de fuego”.



Vickie gritó, “¡Para el coche o nos quemamos vivos!” Por temor de quemarse si se acercaban más, Betty detuvo el coche cuando el objeto estaba a unos 60 metros de distancia. Betty consideró virar en forma de U, pero abandonó esa idea porque el camino era demasiado angosto y suponía que el coche podía quedarse atascado en la orilla porque la tierra estaba blandita por las lluvias de la noche.

La opinión de Vickie sobre el objeto cambió rápidamente. Una cometida “cristiana renacida”, (un concepto evangélico de la iglesia protestante de los Estados Unidos) que no cree en los ovnis o vida extraterrestre pensó que era la llegada del fin del mundo e interpretó el objeto como un signo de la segunda venida de Jesucristo, diciéndole a su nieto, que “Ese es Jesús. Él no nos hará daño.” Ya que esperaba ver a Jesús salir de la luz, ella miró atentamente.



Los tres salieron del auto para mirar el objeto bien. Vickie estaba al lado derecho del auto con la puerta abierta con la mano izquierda apoyada sobre el techo. Entonces el niño Colby estaba muy asustado y le suplicó a su abuela que volviera al coche. Después de unos tres minutos, ella lo hizo y le dijo a Colby que no tenga miedo porque “cuando ese gran hombre salga de esa nube ardiente será Jesús.”








Betty estaba tan fascinada por el OVNI que había caminado hacia el frente del coche y se quedó “hipnotizada por la visión extraña.” Bañada de la luz brillante, se quedó allí aunque el caliente quemara su piel. Eventualmente, cuando el objeto comenzó a moverse hacia arriba y a retirarse, ella volvió de nuevo a la puerta del coche. Cuando tocó la puerta, estaba tan dolorosamente caliente que tenía que usar su chaqueta de cuero para proteger sus manos y entrar en su coche.

Se describió el objeto como si estuviera hecho de aluminio deslustrado y resplandecía intensamente que iluminó los alrededores del bosque, como la luz del día. Tenía la forma de un diamante enorme en posición vertical, como el tamaño de la torre de agua de Dayton. Los cuatro puntos del diamante estaban embotados en vez de afilado y puntos azules o luces azules rodeando su línea central. El objeto también emitía unos pitidos intermitentes. Si el OVNI no hubiese descansado sobre el camino, los disparos de fuego que salían debajo del objeto hubiera encendido el bosque.



Mientras los tres observaban la salida del OVNI moviéndose a un punto más alto sobre los árboles, muchos helicópteros aparecieron en lo alto, se acercaron al objeto y lo rodearon en formación cerrada. Betty dijo: “Ellos parecían que entraban con prisa de todas las direcciones... parecía como si estuvieran tratando de rodear a la cosa.”

Dentro de unos pocos segundos, el OVNI se había desaparecido detrás de los árboles que bordean el camino. Fue entonces cuando se dieron cuenta de lo caliente que estaba el interior del coche. Apagaron el calentador y pusieron el aire acondicionado en su lugar. Cuando la mano de Vicky Landrum presionó en el vinilo ablandado del salpicadero (o tablero de instrumentos) del coche, dejó una huella de mano que era evidente por varias semanas. Los investigadores citaron esta huella de la mano como prueba del relato de los testigos, sin embargo, ninguna fotografía de la huella alegada existe.

Cuando los efectos de la luz se desaparecieron, Betty encendió el motor y condujeron por la carretera oscura. Después de una milla o así por la carretera curvada, fueron capaces de unirse a un autopista más grande y viraron en la dirección donde se iba el OVNI. Esto fue a unos 8 km y cinco minutos más tarde. El objeto estaba claramente visible a cierta distancia adelante y parecía un cilindro de luz brillante. Todavía estaba iluminando los alrededores de la zona, y a los helicópteros.


En ese momento, los helicópteros estaban esparcidos en una distancia de 8 km. Un grupo principal estaba cerca del OVNI, pero moviéndose en una manera de vuelo errática. Mientras observaban desde su nueva posición ventajosa, contaron 23 helicópteros. Muchos de los helicópteros fueron identificados como los grandes CH-47 Chinook de doble rotores. Los otros eran los muy rápidos de un solo rotor que parecían ser del tipo Bell-Huey, pero no fueron identificados correctamente.


Consecuencias después:

Tan pronto como el OVNI y helicópteros estaban a una distancia segura, Betty siguió conduciendo. Cuando llegó a una intersección, se apartó de la trayectoria de vuelo del OVNI y continuó hacia Dayton, donde los tres vivían. Ella llevó a su casa a Vickie y Colby a eso de las 9:50 pm (21.50h) y se fue a su casa sola. Una amiga y sus hijos estaban allí esperando a Betty, pero en ese momento se sentía demasiada enferma como para hablarles de lo que había sucedido. Durante las próximas horas, la piel de Betty se puso roja como si se hubiera quemado del sol. Su cuello se hinchó y estallaron ampollas en la cara, en el cuero cabelludo y en los párpados. Ella comenzó a vomitar y continuó haciéndolo durante toda la noche. Por la mañana, estaba casi en un estado de coma.


En algún momento entre la medianoche y las 2:00 am Vickie y Colby comenzaron a sufrir síntomas similares, como una condición de quemaduras de sol y luego diarrea, vómitos, debilidad persistente, llagas en la piel y pérdida de cabello, aunque menos severo. Fue una noche miserable para las tres víctimas.


La mañana siguiente, Betty fue traslada a la casa de Vicky y los tres fueron atendidos allí. En los próximos días, los síntomas de Betty empeoraron, con muchas ampollas grandes y dolorosas que se formaron en la piel. Cuando la llevaron a una sala de emergencias en un hospital el 3 de enero de 1981, Betty no podía caminar y había perdido pellejos grandes y matas de pelo. Las quemaduras y la inflamación alteraron la apariencia de Betty tan radicalmente que los amigos que fueron a visitarla en el hospital no la reconocieron. Su cabello comenzó a caerse y sus ojos se volvieron tan hinchados que no pudo ver durante una semana. La dejaron ir después de 12 días, aunque su estado no estaba mucho mejor, y más tarde regresó al hospital por otros 15 días.”


Un radiólogo que examinó a los testigos “los registros médicos de MUFON (Mutual UFO Network) escribió: “Tenemos evidencia fuerte de que estos pacientes han sufrido daños secundarios de la radiación ionizante. También es posible que haya habido un componente infrarrojo o ultravioleta también.”




Otros testigos:

Betty, Vickie y Colby no fueron los únicos testigos de los extraños sucesos en Huffman. Un oficial de policía fuera de servicio de Dayton, el detective Lamar Walker, y su esposa se dirigían a su casa viniendo de Cleveland. Mientras pasaban por la zona Huffman también observaron 12 helicópteros tipo Chinook cerca de la misma zona y casi al mismo tiempo donde los tres testigos observaron el OVNI. Estos dos testigos no reportaron haber visto un objeto grande en forma de diamante. Detective Walker investigó este incidente, pero fue engañado en numerosas ocasiones por funcionarios de alto rango militar incluyendo, según se informa, los militares del Pentágono.


Un hombre que vive en Crosby, directamente debajo de la trayectoria de vuelo, informó haber visto muchos helicópteros militares pesados pasando sobre su casa.


Un trabajador de Yacimientos Petrolíferos, Jerry McDonald, estaba en su jardín trasero en Dayton cuando vio un enorme OVNI volando directamente sobre su casa. Al principio, él pensó que era el dirigible de Goodyear, pero rápidamente se dio cuenta de que era otra cosa. Él dijo “Fue una especie de forma de diamante y tuvo dos antorchas gemelas que estaban disparando unas llamas brillantes azules por la parte trasera”. Al pasar cerca de 45 metros por encima de él, vio que tenía dos luces brillantes encima y una luz roja en el centro.


Un día en abril de 1981, un helicóptero CH-47 voló en Dayton. Colby al verlo, se molestó demasiado. Vicky decidió de llevarlo al lugar donde había aterrizado el helicóptero con la esperanza que pareciera menos atemorizante sobre el suelo. Cuando llegaron a la zona del aterrizaje, encontraron mucha gente allí ya, y tuvieron que esperar algún tiempo antes que fueran permitidos ir dentro del helicóptero y hablar con el piloto. Vickie y otra visitante alegaron que el piloto dijo que había estado en la zona antes con el propósito de verificar un OVNI en problemas cerca de Huffman. Cuando Vicky le dijo al piloto que estaba muy contenta de verlo, porque ella había sido una de las personas quemadas por el OVNI, el piloto se negó a hablar con ellos más y los sacó de la aeronave.


Las investigaciones:

La aparición de los helicópteros en los avistamientos de OVNIs se está convirtiendo en algo común, y el gran número de helicópteros en este incidente es sólo un “eslabón de la cadena”. Una cosa es cierta, es prácticamente imposible equivocarse sobre la presencia de los helicópteros CH-47 cuando uno está debajo de estas máquinas grandes y ruidosas. La evidencia de todos los testigos fue constante. Fueron interrogados por separado tanto sobre el OVNI y los helicópteros y todos dieron descripciones consistentes y dibujos que indicaron que habían visto a un gran número de helicópteros Chinook CH-47.


Averiguar donde los helicópteros habían venido es una tarea más difícil que identificándolos. De acuerdo con un funcionario del aeropuerto de Houston, aproximadamente 350 a 400 helicópteros operan comercialmente en el área de Houston, pero todos ellos son del tipo que tienen un sólo rotor, no hay helicópteros de dos rotores como el CH-47. El funcionario también dijo que debido a los helicópteros volar en reglas de vuelo visual no tienen que ponerse en contacto con la torre de control.


John Schuessler
Vickie Landrum telefoneó a un número de agencias gubernamentales de los Estados Unidos y sus funcionarios sobre el encuentro. Cuando ella llamó por teléfono a la NASA, Vickie fue dirigida hacia el ingeniero aeroespacial John Schuessler de la NASA, quien estuvo por mucho tiempo interesado en los OVNIs. Con algunos socios del grupo civil de investigación de los OVNI (MUFON), Schuessler inició una investigación sobre el caso, y más tarde escribió artículos y un libro sobre el tema. El astrónomo Allan Hendry de CUFOS también investigó el caso Cash-Landrum.

Debido a la presencia de los helicópteros Chinook, los testigos presumieron que al menos una rama de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos fue testigo del objeto, si lo estaban escoltando o persiguiéndolo.


En 1982, el teniente coronel George Sarran del Departamento de Inspectoría General del Ejército comenzó la única investigación formal completa del gobierno sobre el encuentro con un OVNI. Él llegó a la conclusión que, la Sra. Cash y la Sra. Landrum eran creíbles porque un policía y su esposa (quienes afirmaron haber visto 12 helicópteros cerca del sitio del encuentro con el OVNI) fueron también testigos creíbles.



Cuando Schuessler inspeccionó el coche de Betty a principios de 1981 y utilizó un contador Geiger para detectar la radiactividad, se encontró ninguno. Presumiblemente, él también probó por la radiactividad cuando visitó el sitio del incidente, y no encontró ninguna anormalidad. Sin embargo, otros investigadores de ovnis señalan que las radiaciones ionizantes de alta energía del tipo que puede causar daño a los seres humanos (por ejemplo, la radiación gamma) no inducen radiactividad en los objetos, y no habría dejado ninguna radiactividad residual en la zona.


Demanda legal:

Eventualmente, Betty y Vickie contactaron a sus senadores de EE.UU., Lloyd Bentsen y John Tower, quienes sugirieron que los testigos presentaran una queja ante la oficina del Auditor de Reclamaciones en la Base Aérea Bergstrom. En agosto de 1981, Betty, Vickie, y Colby fueron entrevistados en profundidad por el personal de la Base Aérea Bergstrom, y les dijeron que deben contratar a un abogado, y pedir compensación monetaria por sus heridas.


Con el abogado Peter Gersten tomando el caso de manera “pro bono”, el caso pasó por los tribunales de los EE.UU. por varios años. Betty y Vicky demandaron al gobierno de los Estados Unidos por $20 millones.


El 21 de agosto de 1986, un juez del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos rechazó el caso, señalando que los demandantes no habían demostrado que los helicópteros estaban asociados con el Gobierno de los EE.UU., y que los funcionarios militares habían declarado que las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos no tenían una aeronave grande en forma de diamante en su poder.


Los años posteriores:


Betty Cash antes de morir
En 1981, Vickie Landrum apareció en “That’s Incredible,” (Eso es increíble) un programa popular de televisión en los EE.UU. de la década 80. Vickie estaba hipnotizada frente a una audiencia en vivo. Bajo hipnosis, relató el incidente OVNI. Vicky Landrum y Betty Cash aparecieron en el 1989 en un especial de televisión en los Estados Unidos llamado “UFO Cover Up? Live!” (Encubrimiento OVNI en vivo) presentado por Mike Farrell. Ellas relataron su encuentro con el OVNI y sus subsecuentes problemas médicos y sus batallas legales. En 2009, Colby Landrum apareció en un programa de televisión por cable llamado “UFO Hunters” (Los cazadores de OVNIs).


Coincidentemente, Betty Cash murió a la edad de 71 años el 29 de diciembre de 1998, exactamente 18 años después de su presunto encuentro cercano.





Lajas

Aunque haya habido muchos avistamientos inexplicables en el pueblo de Lajas, la situación allí ha sido amplificada por la cantidad de mentiras y exageraciones por un grupo de supuestos “ufólogos” que ignoran otras áreas de Puerto Rico para promover el turismo en Lajas. Eso quedó evidente cuando mi esposa y mi hija se confrontaron con una terrible experiencia con los extraterrestres en Aguada y ese grupo de charlatanes rechazó nuestra súplica de ayuda. Por supuesto, si hubiera sucedido en Lajas, habrían saltado a la oportunidad para la fama y el turismo para ese pueblo. Esos engaños y mentiras fueron aprobados y sancionados por el entonces alcalde de ese pueblo que nombró a la ruta 303, “ruta extraterrestre”. La idea de construir un “ovnipuerto”, “los avistamientos de la llorona”, y el mayor engaño de todos, “de que un OVNI se estrelló allí” sólo podría encontrarse en una novela de ciencia ficción.

Por Nelson Rivera
Lea más

Noticias

Feedjit

aliens-exam


Parte posterior de monedas estadounidenses de 25 centavos representando a Puerto Rico

中文(简体) Português English (US) Français Deutsch Italiano 日本語 한국어 Русский Español

Suscriba a este blog via →

El alien bailarín

Acerca de mí

Ufólogo, investigador criminal, músico, dibujante y escritor.


Yo trabajé 20 años para el Departamento de Corrección de la Ciudad de Nueva York. Primero como un Oficial de Corrección por 4 años, Capitán por 12 años y como "Deputy Warden" (diputado de prisión) por 4 años. Como agente de la policía y como supervisor, yo he conducido numerosas investigaciones criminales, algunas para alegaciones inimaginables.


En junio de 2005, después de mi retiro, me mudé a Puerto Rico con mi familia en donde mi esposa e hija tuvieron unas experiencias extraordinarias con extraterrestres. Estos encuentros con los alienígenas y abducciones subsecuentes de mi mujer y la falta de ayuda de los supuestos, "ufólogos" aquí en la isla, me llevó a involucrarme en el campo de la ufología y en la necesidad de ayudar a otros que han tenido experiencias similares.


Sobre PRUFON


PRUFON, Puerto Rico UFO Network, Inc., es una organización sin fines de lucro que lleva a cabo serias investigaciones y no conduce ninguna investigación que sea absurda. Nuestro objetivo es encontrar la verdad y las repuestas de unas de las más difíciles preguntas relacionadas con los avistamientos de OVNI, encuentros con los extraterrestres y abducciones alienígenas, etc. No estamos afiliados con ningún otro grupo ufológico en Puerto Rico ni en el mundo. PRUFON fue fundado en la ciudad de Aguadilla, Puerto Rico en septiembre de 2009 para compartir con el público lo que hemos logrado y hemos investigado en los campos relacionados con la ufología.


Esta red de Internet ofrece una perspectiva diferente en la vida, y trabaja duro para mantenerle informado sobre los fenómenos inexplicables que ocurren en la isla de Puerto Rico y en el Caribe. Colectamos y recopilamos informaciones sobre los objetos volantes no identificados (OVNIS) y otros fenómenos inusuales que los medios de comunicación (la prensa) y la ciencia no están dispuestos de exponer al público, ni quiere estudiar, ni si quiera reconocer.


Cualquier encuentro o avistamiento inusual que usted haya tenido y desea una investigación y/o desea publicarlo en este sitio Web, puede ponerse en contacto con PRUFON en prufon@gmail.com. Usted se mantendrá anónimo(a) si lo indica por escrito.






back to top

Subir