planetas

Esta página web pertenece a PRUFON, una organización que investiga
el fenómeno ovni situada en Puerto Rico para compartir con nuestros
amigos hispanohablantes artículos relacionados con el fenómeno ovni
y de otros sucesos paranormales que ocurren en el mundo entero.

La abducción de la australiana Kelly Cahill

Resumen:

La siguiente historia es acerca de una familia australiana que fue secuestrada por extraterrestres, mientras conducía de regreso a su casa poco después de la medianoche. Su rutinario viaje pronto se convertiría en una experiencia horrible con criaturas alienígenas que ocupan espacio, pero carente de color tal como lo conocemos. Este incidente ha encontrado su lugar en la ufología como uno de los avistamientos de seres más extraños del fenómeno abducción.




El regreso a casa:

El 8 de agosto de 1993, poco después de la medianoche, Kelly Cahill, de 27 años de edad, su marido y sus tres hijos estaban en camino de regreso a su casa después de visitar a unos amigos. Según conducían por los piedemontes de Dandenong, cerca de Belgrave, Victoria (Australia), la familia Cahill se sorprendió al ver una nave brillante redonda, con ventanas a su alrededor, flotando en silencio sobre la carretera. El objeto estaba tan cerca del suelo que Kelly fue capaz de ver varias formas que parecían “gente” por las ventanas. Diferentes luces a colores se veían claramente por debajo de la nave. Cuando ella comenzó a gritar a su marido de lo que estaba viendo, la nave de repente aceleró a su izquierda, desapareciéndose rápidamente en el oscurecer del cielo nocturno. 


La familia pierde el conocimiento:

Mientras continuaban su camino a casa, con un nuevo interés al cielo, la nave regresó con las luces más brillantes que antes, tan brillantes que casi los cegaba. Mientras se cubría sus ojos con las manos por la luz intensa, Kelly preocupada le preguntó a su marido, “¿Que vas hacer?  Su esposo ahora muerto de miedo por la presencia brillante al frente de ellos, respondió: “Voy a seguir conduciendo”. Cuando pasaron la luminosidad con rapidez, Kelly se sintió aliviada pensando que escaparon el misterioso objeto. Sin embargo, dentro de lo que parecía sólo un segundo o dos, Kelly estaba relajada, de repente calmada. Esa sensación de tranquilidad era lo único que ella se recuerda cuando se despertó dentro de su coche aturdida. Su esposo y sus hijos parecían que habían perdido el conocimiento también.  

Las primeras palabras que salieron de la boca de Kelly fueron: “¿Qué pasó, me desmayé?” Su marido no tenía una respuesta y con cautela continuó conduciendo hacia su casa.

Tiempo perdido:

A su llegada a casa, ellos estaban confundidos y no se dieron cuenta de que les faltaba una hora. Posteriormente, ella empezó a oler un olor a podrido, como vómito y cuando ella se desnudó para irse a la cama, se dio cuenta de una marca triangular extraña en su ombligo. Tiene que haber sido creado a principios de esta misma noche. Pero, ¿cómo? ¿Por qué? Y lo más importante, ¿por quién? Kelly comenzó a sufrir unas series de enfermedades extrañas, a menudo ginecológica y tuvo algunos recuerdos de lo que sólo se puede concluir de ser una abducción alienígena. Durante dos semanas después del incidente, ella fue hospitalizada debido a una infección de útero y dolores abdominales.

Recordando su terrible experiencia:

Fueron unos tiempos después cuando estos abducidos lograron recordar los otros eventos de esa terrible noche, y sin ninguna ayuda externa, como la hipnosis regresiva, o el asesoramiento. Ellos recuerdan el ovni flotando en un barranco, que era un lugar diferente de donde ellos primero lo vieron. Su marido estacionó el coche cerca, ambos salieron del vehículo y se acercaron al enorme aparato, estimado a 46 metros de diámetro. 

“montones de ellos”:

Para su sorpresa, otro vehículo también se estacionó al lado de la carretera cerca de su coche. Cuando los Cahill se acercaron a la nave, se enfrentaron con un grupo de misteriosas criaturas amontonadas debajo de la nave, “montones de ellos”, es como las describió Kelly mientras miraba hacia el campo abierto. Estas criaturas, diferentes a las que ellos habían visto antes, fueron descritas por Kelly, como “sin tener un alma”, medían dos metros de alto, con ojos rojos grandes y brillantes. Los seres eran negros – negros, como “puro nada”, y también los describió como “vacíos sin color”, pero sus formas eran claramente discernibles.


Los ojos de los alienígenas de repente se iluminaron, comenzaron a alejarse de la nave, y se movieron rápidamente a través del campo hacia ellos. A mitad del camino, de repente los seres se dividieron en dos grupos. Uno de los grupos se deslizó hacia Kelly y su marido cubriendo unos 90 metros en pocos segundos, mientras el otro grupo también se movió deslizándose hacia el otro coche, que estaba estacionado cerca de la nave que flotaba. Ellos de repente se paralizaron de miedo viendo esas extrañas criaturas viniendo rápido hacia ellos.




Extraterrestres malolientes:

Kelly tenía la sensación de que las criaturas eran malas. Ella se aferró de su marido, luchando contra la sensación de perder el conocimiento. Su gran temor y terror le causaría gritar a las entidades de aspecto alienígenas que los dejaran quietos. Pero como quiera, perdió el conocimiento y después estaba de vuelta en el coche consciente pero desorientada. Ella también tenía recuerdos borrosos de extraterrestres hediondos realizando lo que parecía ser procedimientos médicos a ella y a su familia. Por lo extraño que este encuentro parece, los dueños del otro coche corroboraron con Kelly y su familia. Los ocupantes del otro vehículo se dieron a conocer y contaron casi la misma historia, una historia de abducción, control mental, y procedimientos médicos vergonzosos.

Secuelas:

Ella también tenía cansancio e infección inexplicables que duraron una semana. Otras mujeres habían informado las mismas experiencias de la misma noche y hasta dibujaron exactamente el mismo tipo de nave espacial y las criaturas a pesar de que nunca habían conocido a Kelly. También tenían marcas similares triangulares y vagos recuerdos de las criaturas oscuras que las operaban. 

Kelly se recuerda a través de los sueños de un extraterrestre negro inclinándose sobre su indefenso cuerpo desnudo, como si estuviera besando su ombligo. Según todas las indicaciones de las descripciones de los alienígenas, ellos estaban intrusándose en nuestra dimensión, tomando espacio en nuestro universo, pero sin forma sólida, aunque las formas de las cabezas, ojos y de los brazos se podían distinguir. ¿Podrían estos seres extraños y misteriosos simplemente entraron de una existencia paralela a la nuestra? ¿O eran de un futuro muy lejano?  


Otros testigos:

Una de las otras mujeres de ese mismo encuentro, llamada Glenda, que estaba en el otro coche, tenía unas huellas físicas en su cuerpo que mostraban marcas en su pierna derecha y en sus tobillos. Además, cuando diferentes grupos de personas que presenciaron independientemente el evento fueron entrevistados, se les pidió que dibujaran lo que habían visto y la similitud entre ellos, tanto la nave y sus ocupantes es notable. Los dibujos hechos por Kelly, Jane y Glenda (vea los dibujos abajo) muestran casi el mismo ovni y las entidades según vistos esa misma noche. Kelly no conocía estos testigos hasta que su caso fue conocido.













Conclusión:

Es muy evidente que ella y su familia fueron abducidos en realidad ya que múltiples testigos independientes se presentaron para corroborar la horrible odisea que la familia Cahill había experimentado. Estos alienígenas son distintos a los Grises o a los otros seres extraterrestres descritos por otros abducidos, pero no tenemos ninguna razón para descartar el relato de los Cahill como una mera fantasía, imaginación o un engaño.

Los escépticos, como es de esperar, descartan casos como este, sin ofrecer ninguna evidencia para apoyar sus teorías, excepto la declaración de uso común: “No puede suceder, por lo tanto, no sucedió”. Por supuesto, la gente que cree en los ovnis es – en los ojos de la mayoría de la sociedad – visto como algo fuera de lo normal. No necesariamente locas, pero definitivamente “raras” – “excéntricas”. Pero, ¿puede decirse lo mismo de las otras mujeres que también tenían marcas similares triangulares y vagos recuerdos de criaturas oscuras que las operaban, posteriormente, hasta dibujaron exactamente el mismo tipo de nave espacial y de las criaturas a pesar de que nunca habían conocido a Kelly?    

El caso de Kelly Cahill es sin duda uno de los casos de abducción mejor documentado en la historia de los ovnis y tiene unas de las mejores evidencias para la legitimidad de los ovnis y del fenómeno abducción. La mayoría de los casos de abducciones tienen una sola persona relatando su caso a las autoridades y a los investigadores. Es extremadamente raro tener múltiple testigos, especialmente testigos totalmente desconocidos por el experimentador(a), para validar los datos de una abducción y esta es la razón que este caso ha encontrado un lugar apropiado en los campos de la ufología.    
   





Lajas

Aunque haya habido muchos avistamientos inexplicables en el pueblo de Lajas, la situación allí ha sido amplificada por la cantidad de mentiras y exageraciones por un grupo de supuestos “ufólogos” que ignoran otras áreas de Puerto Rico para promover el turismo en Lajas. Eso quedó evidente cuando mi esposa y mi hija se confrontaron con una terrible experiencia con los extraterrestres en Aguada y ese grupo de charlatanes rechazó nuestra súplica de ayuda. Por supuesto, si hubiera sucedido en Lajas, habrían saltado a la oportunidad para la fama y el turismo para ese pueblo. Esos engaños y mentiras fueron aprobados y sancionados por el entonces alcalde de ese pueblo que nombró a la ruta 303, “ruta extraterrestre”. La idea de construir un “ovnipuerto”, “los avistamientos de la llorona”, y el mayor engaño de todos, “de que un OVNI se estrelló allí” sólo podría encontrarse en una novela de ciencia ficción.

Por Nelson Rivera
Lea más

Noticias

Feedjit

aliens-exam


Parte posterior de monedas estadounidenses de 25 centavos representando a Puerto Rico

中文(简体) Português English (US) Français Deutsch Italiano 日本語 한국어 Русский Español

Suscriba a este blog via →

El alien bailarín

Acerca de mí

Ufólogo, investigador criminal, músico, dibujante y escritor.


Yo trabajé 20 años para el Departamento de Corrección de la Ciudad de Nueva York. Primero como un Oficial de Corrección por 4 años, Capitán por 12 años y como "Deputy Warden" (diputado de prisión) por 4 años. Como agente de la policía y como supervisor, yo he conducido numerosas investigaciones criminales, algunas para alegaciones inimaginables.


En junio de 2005, después de mi retiro, me mudé a Puerto Rico con mi familia en donde mi esposa e hija tuvieron unas experiencias extraordinarias con extraterrestres. Estos encuentros con los alienígenas y abducciones subsecuentes de mi mujer y la falta de ayuda de los supuestos, "ufólogos" aquí en la isla, me llevó a involucrarme en el campo de la ufología y en la necesidad de ayudar a otros que han tenido experiencias similares.


Sobre PRUFON


PRUFON, Puerto Rico UFO Network, Inc., es una organización sin fines de lucro que lleva a cabo serias investigaciones y no conduce ninguna investigación que sea absurda. Nuestro objetivo es encontrar la verdad y las repuestas de unas de las más difíciles preguntas relacionadas con los avistamientos de OVNI, encuentros con los extraterrestres y abducciones alienígenas, etc. No estamos afiliados con ningún otro grupo ufológico en Puerto Rico ni en el mundo. PRUFON fue fundado en la ciudad de Aguadilla, Puerto Rico en septiembre de 2009 para compartir con el público lo que hemos logrado y hemos investigado en los campos relacionados con la ufología.


Esta red de Internet ofrece una perspectiva diferente en la vida, y trabaja duro para mantenerle informado sobre los fenómenos inexplicables que ocurren en la isla de Puerto Rico y en el Caribe. Colectamos y recopilamos informaciones sobre los objetos volantes no identificados (OVNIS) y otros fenómenos inusuales que los medios de comunicación (la prensa) y la ciencia no están dispuestos de exponer al público, ni quiere estudiar, ni si quiera reconocer.


Cualquier encuentro o avistamiento inusual que usted haya tenido y desea una investigación y/o desea publicarlo en este sitio Web, puede ponerse en contacto con PRUFON en prufon@gmail.com. Usted se mantendrá anónimo(a) si lo indica por escrito.






back to top

Subir