planetas

Esta página web pertenece a PRUFON, una organización que investiga
el fenómeno ovni situada en Puerto Rico para compartir con nuestros
amigos hispanohablantes artículos relacionados con el fenómeno ovni
y de otros sucesos paranormales que ocurren en el mundo entero.

El caso extraterrestre del barrio Sagrada Familia, Brasil de 1963

Considerado un clásico brasileño, este caso ocurrió el 28 de agosto de 1963, en el barrio Sagrada Familia, de Belo Horizonte, Minas Gerais (Brasil), y fue investigado por el grupo ufológico brasileño CICOANI.

Los tres chicos Fernando, Ronaldo y José Marcos salieron al traspatio después de la cena, con el propósito específico de lavar el colador de café en un depósito de agua (era antes un barril metálico de gasolina), al lado de la cisterna. José, el menor de ellos, con siete años en ese entonces, se dirigió rápido al depósito de agua donde agachó completamente su cabeza y los brazos dentro del barril para recoger el agua con una botella que tenía en la mano.

Luego detrás de él venía Ronaldo que de repente notó un extraño "resplandor" en el traspatio. Al mirar hacia arriba para ver qué podría estar causando esa claridad inusual, se encontró con un objeto esférico. El objeto estaba iluminado internamente y sus paredes eran transparentes. El objeto estaba estacionario y flotaba sobre un árbol de aguacate. Su distancia a los chicos eran unos ocho metros. Su tamaño fue estimado en torno de tres metros y medio de diámetro. En la parte superior del ovni había una especie de antena con dos ramas dobladas en forma de V. Cada una tenía una bolita en su punta superior. En el medio había otro tipo de antena vertical más pequeña.


Debido a su transparencia, se hicieron visibles cuatro seres que eran absolutamente iguales a nosotros, excluyendo un detalle curioso: en lugar de dos ojos, ellos tenían un solo ojo en medio de la frente, como un cíclope. Al menos uno de ellos era mujer, porque a diferencia a los otros tres que no tenían pelo, esta alienígena tenía el cabello rubio bien peinado hacia atrás. Todos estaban sentados en taburetes que tenían una sola pata. Los asientos estaban dispuestos de un modo para que uno estuviera al frente, dos en el medio y uno detrás. Al frente del asiento delantero había una consola que parecía ser el panel de control de la nave.


A los pocos segundos, después de la observación de Ronaldo, el objeto lanzó hacia abajo dos haces de luz amarilla, formando dos columnas de luz. Entonces entre estos dos haces de luz descendió uno de los alienígenas, flotando lentamente hacia abajo. La criatura comenzó a caminar hacia la cisterna donde el niño José permanecía con la cabeza metida dentro del barril recogiendo el agua. Al parecer, José no estaba al tanto de lo que sucedía. Cuando la criatura estaba a una distancia de unos dos metros de José, él extendió su brazo dejando claro que sus intenciones eran al menos tocarlo. Pero Fernando se desesperó e interpretó eso como una agresión o que iba a secuestrar a José.


Sin vacilar, Fernando corrió y saltó sobre el niño José, tumbándolo al suelo y se colocó antes de ese extraño ser. Al instante, el alienígena se retiró y le hizo una serie de gestos a Fernando con las manos, que fueron acompañados por los movimientos de su cabeza. La criatura comenzó a hablar varias palabras completamente ininteligibles. Después, el alienígena se sentó en el borde de la cisterna frente al ovni, que permanecía flotando a baja altura. 

Como este ser de un solo ojo le había dado la espalda a Fernando, él agarró un ladrillo del suelo y llegó a levantar el brazo para lanzárselo a la criatura. Pero, de inmediato, el alienígena se levantó y se dirigió hacia Fernando. Un rayo de luz amarilla salió disparado de un pequeño rectángulo que estaba en el área del pecho de su ropa y se proyectó bien en la mano que Fernando sostenía el ladrillo. El ladrillo cayó al suelo e, inexplicablemente, los tres chicos estaban tranquilos y totalmente calmados en vez de correr y gritar por ayuda.


Y el alienígena permaneció allí, frente a los tres chicos, hablando sin cesar en un idioma totalmente incomprensible. Y fue en este momento que los chicos pudieron observar bien a la criatura. El ser tenía más de dos metros de altura y tenía un solo ojo grande en el medio de la frente. Su ojo era oscuro, sin esclerótica y colocado sobre la base de la nariz. Existía la posibilidad de que se trataba de la pupila, porque destacaba por ser más oscura. Sobre el ojo había una mancha que parecía ser la ceja. Su cara era totalmente roja. Era posible ver algunos dientes mientras el alienígena abría la boca para hablar. Llevaba una especie de escafandra y tenía la cabeza envuelta en un casco redondo y transparente, a través del cual su rostro era claramente visible. La ropa que el alienígena estaba usando era de color marrón hasta la cintura, blanca hasta las rodillas y después negro (como si fuera una especie de bota). Su vestidura parecía estar hecha de cuero o algo similar y tenía varias "arrugas" en las partes correspondientes a los miembros y al pecho. Aun así, los chicos señalaron que había una caja de color "cobre" colocada en su espalda.


Un poco más tarde, el alienígena hizo un gesto levantando la mano lentamente y señaló a la luna, como si estuviera indicando que estaba a punto de hacer un viaje a nuestro satélite natural. Poco después el alienígena caminó hacia el ovni. Cuando José Marcos vio que él se alejaba, le preguntó, "¿Volverá usted?" Sorprendentemente, el alienígena dio la vuelta e hizo un gesto moviendo la cabeza de arriba abajo, como si de acuerdo con lo que el chico le había preguntado. Luego enseguida, dio la vuelta otra vez y prosiguió caminando hacia el ovni. Pero antes de llegar a la nave, el alienígena se agachó y recogió una planta del suelo con su mano izquierda. Cuando finalmente llegó al punto exacto donde había flotado hacia el suelo, él hizo una señal con la mano y las dos columnas de luz amarilla reaparecieron. Y como su llegada, el ser comenzó a flotar lentamente subiendo hacia la nave. Una vez dentro del ovni, el alienígena volvió a sentarse con los demás. Finalmente la nave emitió un resplandor y voló silenciosamente hacia el este, difuminándose y luego se desapareció.



Sólo después de haber desaparecido la nave, los chicos corrieron dentro de la casa gritando y llamando a su madre. Doña María José, la madre de los chicos, se alarmó por la aparición de sus hijos aterrorizados y mandó a la chica a un bar cercano para conseguir a su marido, el Sr. Alcides Gualberto. Él, a su vez, vino inmediatamente a ver lo que había sucedido. El Sr. Alcides Gualberto encontró que había marcas pequeñas en forma de triángulo en el suelo del traspatio precisamente por el camino que los niños afirmaron que el alienígena cíclope había hecho. Los niños estaban muy asustados y se negaron a volver al traspatio por varios días.





Lo anterior fue recopilado de varias fuentes brasileñas y traducido del portugués brasileño al español por Nelson C. Rivera (PRUFON).






Los extraterrestres Dropas se estrellaron al aterrizar en China

Informado que se encuentran en China y en Tíbet los Dropas, son una pequeña raza humanoide que puede haber llegado a la Tierra hace 12.000 años. A finales de la década de 1930, un arqueólogo chino, Chi-Pu-Tei, encontró una serie de pequeños esqueletos inusuales dentro de unas cuevas en la provincia China de Qinghai.

No había epitafios en las tumbas, sino cientos de discos de piedra 30 cm de ancho – denominados como "Piedras Dropa" o "Discos Dropa", cada uno con un agujero de 20 mm en sus centros. Cada disco de piedra se dice que está inscrita con dos finas ranuras en espiral desde el borde a un agujero en el centro del disco.




Cuando el Dr. Tsum Um Nui de Beijing (la capital de China) examinó detenidamente los discos alrededor de 1958, se concluyó que cada surco en realidad consistía en una serie de diminutos jeroglíficos de patrón desconocido y origen. Las filas de jeroglíficos eran tan pequeñas que se necesitaba una lupa para ver con claridad. Muchos de los jeroglíficos habían sido desgastados por la erosión. Cuando el doctor Tsum descifró los símbolos, dijeron de una raza de extraterrestres conocidos como los Dropas que se estrelló al aterrizar sobre las montañas de Bayan-Kara-Ula, convirtiéndose varados y la gente local mató a la mayoría de los sobrevivientes.

Según Tsum Um Nui, una de las líneas de los jeroglíficos dice:

"Los Dropas bajaron de las nubes en sus aeronaves. Nuestros hombres, mujeres y niños se escondieron en las cuevas diez veces antes del amanecer. Cuando por fin entendieron la lengua de señas de los Dropa, se dieron cuenta de que los recién llegados tenían intenciones pacíficas..."

Otra sección expresa "lamento" que la nave extraterrestre se había estrellado en una cordillera tan remota y de difícil acceso que no había ninguna manera de construir una nave nueva para que los Dropas regresen a su propio planeta.

Estos cuentos folklores chinos hablan de seres flacos pequeños con cuerpos frágiles y cabezas enormes. Muchos que viven en la frontera chino-tibetana tienen miedo de estos "invasores de las nubes."


De hecho, los arqueólogos han tenido mucha dificultad en localizar las cuevas, ya que muchos lugareños están demasiado asustados de los habitantes de las cuevas. Lurgan-La, el "guardián religioso de los Dropas", da los hechos comúnmente aceptados en relación a esta raza alienígena. Se informa que provinieron de un planeta cerca de la estrella Sirio. Esta raza ha visitado la Tierra en dos ocasiones, una vez hace 20.000 años, y de nuevo en el año 1014. Fue en esta última misión que se causó un accidente dejando varados a varios Dropas.

Tal vez relacionado, el gobierno chino, en 1995, emitió un comunicado de prensa. Su contenido era la de una tribu pequeña de unas 120 personas que se encuentran en la provincia de Qinghai. Pequeñas de estatura, estas personas frágiles no se parecen a los chinos ni a la población tibetana. De hecho, su clasificación etnológica era diferente a cualquier catalogada antes de este descubrimiento. Algunos dicen que estos son los últimos supervivientes aún en existencia de estos visitantes extraterrestres.












Lajas

Aunque haya habido muchos avistamientos inexplicables en el pueblo de Lajas, la situación allí ha sido amplificada por la cantidad de mentiras y exageraciones por un grupo de supuestos “ufólogos” que ignoran otras áreas de Puerto Rico para promover el turismo en Lajas. Eso quedó evidente cuando mi esposa y mi hija se confrontaron con una terrible experiencia con los extraterrestres en Aguada y ese grupo de charlatanes rechazó nuestra súplica de ayuda. Por supuesto, si hubiera sucedido en Lajas, habrían saltado a la oportunidad para la fama y el turismo para ese pueblo. Esos engaños y mentiras fueron aprobados y sancionados por el entonces alcalde de ese pueblo que nombró a la ruta 303, “ruta extraterrestre”. La idea de construir un “ovnipuerto”, “los avistamientos de la llorona”, y el mayor engaño de todos, “de que un OVNI se estrelló allí” sólo podría encontrarse en una novela de ciencia ficción.

Por Nelson Rivera
Lea más

Noticias

Feedjit

aliens-exam


Parte posterior de monedas estadounidenses de 25 centavos representando a Puerto Rico

中文(简体) Português English (US) Français Deutsch Italiano 日本語 한국어 Русский Español

Suscriba a este blog via →

El alien bailarín

Acerca de mí

Ufólogo, investigador criminal, músico, dibujante y escritor.


Yo trabajé 20 años para el Departamento de Corrección de la Ciudad de Nueva York. Primero como un Oficial de Corrección por 4 años, Capitán por 12 años y como "Deputy Warden" (diputado de prisión) por 4 años. Como agente de la policía y como supervisor, yo he conducido numerosas investigaciones criminales, algunas para alegaciones inimaginables.


En junio de 2005, después de mi retiro, me mudé a Puerto Rico con mi familia en donde mi esposa e hija tuvieron unas experiencias extraordinarias con extraterrestres. Estos encuentros con los alienígenas y abducciones subsecuentes de mi mujer y la falta de ayuda de los supuestos, "ufólogos" aquí en la isla, me llevó a involucrarme en el campo de la ufología y en la necesidad de ayudar a otros que han tenido experiencias similares.


Sobre PRUFON


PRUFON, Puerto Rico UFO Network, Inc., es una organización sin fines de lucro que lleva a cabo serias investigaciones y no conduce ninguna investigación que sea absurda. Nuestro objetivo es encontrar la verdad y las repuestas de unas de las más difíciles preguntas relacionadas con los avistamientos de OVNI, encuentros con los extraterrestres y abducciones alienígenas, etc. No estamos afiliados con ningún otro grupo ufológico en Puerto Rico ni en el mundo. PRUFON fue fundado en la ciudad de Aguadilla, Puerto Rico en septiembre de 2009 para compartir con el público lo que hemos logrado y hemos investigado en los campos relacionados con la ufología.


Esta red de Internet ofrece una perspectiva diferente en la vida, y trabaja duro para mantenerle informado sobre los fenómenos inexplicables que ocurren en la isla de Puerto Rico y en el Caribe. Colectamos y recopilamos informaciones sobre los objetos volantes no identificados (OVNIS) y otros fenómenos inusuales que los medios de comunicación (la prensa) y la ciencia no están dispuestos de exponer al público, ni quiere estudiar, ni si quiera reconocer.


Cualquier encuentro o avistamiento inusual que usted haya tenido y desea una investigación y/o desea publicarlo en este sitio Web, puede ponerse en contacto con PRUFON en prufon@gmail.com. Usted se mantendrá anónimo(a) si lo indica por escrito.






back to top

Subir