planetas

Esta página web pertenece a PRUFON, una organización que investiga
el fenómeno ovni situada en Puerto Rico para compartir con nuestros
amigos hispanohablantes artículos relacionados con el fenómeno ovni
y de otros sucesos paranormales que ocurren en el mundo entero.

El monstruo de Flatwoods

Introducción:

Este avistamiento conocido comúnmente como el Monstruo de Flatwoods y a veces como el Monstruo del Condado de Braxton o el Fantasma de Flatwoods, que ocurrió cerca del pueblo de Flatwoods en el Condado de Braxton, del estado de Virginia Occidental (Estados Unidos). Es uno de los más extraños encuentros con extraterrestres o encuentros cercanos del tercer tipo que se haya registrado en la historia de la ufología y uno de los primeros encuentros de ovnis y extraterrestres que ocurrió unos 5 años después del "accidente ovni de Roswell" y unos 9 años antes de la famosa abducción de "Betty y Barney Hill", pero aún sigue siendo un misterio. Los investigadores de ovnis se dividen en pros y contras con pruebas que refuten en ambos lados, pero una cosa es cierta, los testigos sobrevivientes se han atenido firmemente a su encuentro hasta el día de hoy.



Cronología de los acontecimientos:

El 12 de septiembre de 1952, a las 7:15 pm (19,15 horas), en el pequeño pueblo de Flatwoods, con una población de solo 300 habitantes, situado en las colinas de Virginia Occidental (E.U.A.), unos jóvenes estaban jugando fútbol en un patio de recreo escolar, cuando de repente vieron un objeto ardiente rápido cruzando el cielo nocturno y se dirigió hacia una colina cercana. Uno de los chicos, Neil Nunley, dijo que el objeto brillante podría ser un meteorito. Él sabía que los fragmentos de los meteoritos son recogidos por los científicos y sugirió que todos vayan a buscarlos.

Sin embargo, la luz roja brillante había reducido velocidad cuando llegó a la colina cercana, luego le dio la vuelta, cruzó el valle y se cernió momentáneamente antes de descender sobre la colina adyacente a una granja que pertenece a G. Bailey Fisher.

Los chicos observaron atentamente como la llamarada anaranjada brillante se descoloró a un brillo de color cereza opaco cerca de donde había caído el objeto. Cuando tres de los niños, dos hermanos: Edward May (13 años) y Fred May (12 años) y su amigo Tommy Hyer (10 años), subieron la colina hacia las luces, las vieron dando vueltas en secuencia, un par de veces. Las luces funcionaron como un faro para ellos, indicándoles donde estaba el objeto.

Corrieron por la calle principal, cruzaron unas vías férreas y llegaron a un lugar donde habían tres casas, una de ellas pertenecía a la madre de los dos hermanos, la señora Kathleen May (32 años de edad en el momento). Ella salió de la casa para saber lo que estaba sucediendo y donde iban los chicos. Ellos le informaron acerca de las luces en la colina, y que "un platillo volador había aterrizado." Ella dijo que quería ir con ellos. Antes de que se fueran, la señora May le sugirió a Eugene 'Gene' Lemon (un joven de 17 años de edad que era Guardia Nacional del estado de Virginia-Occidental), que él debía ir a buscar una linterna.

La Sra. Kathleen May, acompañada por los tres chicos y otros jóvenes locales Neil Nunley (14 años), Ronald Shaver (10 años), y Eugene Lemon encontraron el camino que los dirige hasta la colina. Abrieron y luego cerraron un portón y continuaron a lo largo del sinuoso camino. Lemon (quien trajo a su perro) y Nunley iban al frente, mientras detrás de ellos seguían la Sra. May y su hijo Edward y luego detrás los seguían Ronald Shaver y Ted Neal (10 años). Tommy Hyer se encontraba en la parte trasera, no muy lejos de los demás.

Un encuentro desconcertante:

Al acercarse a la última curva en el camino, el perro grande de Lemon, que había estado corriendo adelante, de repente empezó a ladrar y aullar y momentos después regresó corriendo al grupo con el rabo entre las patas, obviamente asustado. Lemon se dio cuenta que cuando el perro le pasó por el lado, una niebla (quizás humo) con un terrible olor se extendía a su alrededor. Cuando se acercaron a la cima de la colina, todos detectaron un olor acre metálico que hizo arder sus ojos y narices.

En la colina de repente vieron delante de ellos una "bola de fuego"cerca de 20 pies (6 metros) de diámetro a una distancia de unos 50 pies (15 metros). El resplandor del objeto palpitaba de anaranjado a rojo y flotaba o se apoyaba sobre el suelo. La noche estaba completamente oscura y la Sra. May comentó más tarde que mientras se acercaban a la zona, "la noche estaba brumosa y había una neblina en el aire."


La Sra. May descubrió dos pequeñas luces en un árbol cercano y pensó
que eran los ojos de un búho o algún otro animal. Lemon miró a su derecha y también se dio cuenta de las dos pequeñas luces debajo de un árbol de roble y a la izquierda del objeto palpitante. Las dos luces estaban separadas una a la otra alrededor de un pie (30 centímetros). Cuando Lemon dirigió su linterna hacia esas dos luces, no se reveló a un animal, sino a una figura de 12 pies (3½ metros) de altura, con una "cara" redonda roja lustrosa y en la cabeza llevaba algo como una capucha con la parte superior puntiaguda (parecido al As de picas). Tenía grandes ojos saltones no-humanos y azules pálidos brillantes que disparaban rayos de luz. Su cuerpo fue descrito como el de un ser humano y vestía con una falda plisada verde brillante. También tenía brazos cortos y gruesos que terminaban en dedos con garras largas, que sobresalían de la parte delantera de su cuerpo.


La criatura fue observada temporalmente y luego de repente se iluminó y se deslizó hacia ellos flotando unos centímetros sobre el suelo y emitiendo un sonido chillón sibilante. Luego cambió de dirección y se dirigió hacia la esfera roja palpitante. En ese momento Lemon gritó, dejó caer la linterna y se desmayó. Cuando huyeron en pánico, el grupo al instante agarró el cuerpo inerte e inconsciente de Lemon y bajaron corriendo aterrorizados por la colina lo más rápido que pudieran hacia la casa de la Sra. May.


La señora May estaba tan asustada, que mientras corría, saltó por encima de un portón alto de madera de 4 pies (un metro) en un solo brinco. Algunos de los niños cuando llegaron a un portón de metal de seis pies (1,82 metros) de altura, se treparon por encima, se metieron por debajo, o se fueron alrededor corriendo lo más rápido que pudieran para salvar sus vidas.

Finalmente, llegaron a la casa de la Sra. May donde fueron capaces de recuperar la conciencia de Lemon. La Sra. May atendió a los niños, ya que estaban llorando histéricamente. Algunos de los niños sangraban por las narices y estaban todos raspados por las caídas. Inmediatamente después de eso, llamaron al sheriff local, Robert Carr y el Sr. A. Lee Stewart, copropietario del "Braxton Democrat", un periódico local. Stewart convenció a Lemon a que los dirige al lugar del avistamiento. Estuvo de acuerdo cuando llegaron varios adultos a la casa de la Sra. May armados con rifles, escopetas y linternas.

Alrededor de media hora a una hora más tarde todos se dirigieron de vuelta a la colina incluyendo a Stewart,  Lemon y otro reportero de un periódico diferente para buscar la criatura extraña. Ninguno de los hombres parecía estar muy entusiasmado subiendo la cuesta y en menos de media hora ellos regresaron, afirmando que la hierba en el lugar parecía que estaba aplastada y había el fuerte olor repugnante a metal quemado que aún prevalecía, pero no había ningún rastro del monstruo.

Stewart realizó una serie de entrevistas y más tarde informó que todos los observadores estaban temblando y sumamente asustados por lo que habían encontrado.

Investigación del reportado encuentro:

Y otros, como el sheriff, finalmente llegaron. La mayoría de ellos no se molestaron en montar ningún tipo de búsqueda y el sheriff, que era claramente escéptico, se negó a investigar más de lo que había discutido con la Sra. May y con los chicos. Pero como el sheriff había estado buscando una avioneta derribada que se reportó anteriormente, él y su diputado, Burnell Long, se presentaron a la zona por separado, pero aparte del mal olor, no encontraron pruebas de un accidente aéreo y nadie informó de un avión faltante.

Al día siguiente, había algunas investigaciones complementarias. Algunas personas informaron que habían encontrado un área donde la hierba había sido aplastada en un patrón circular. El ufólogo y biólogo Ivan T. Sanderson, visitó el lugar una semana después, dijo que él y sus compañeros investigadores fueron capaces de ver la hierba aplastada y una depresión leve en el suelo. Nadie se molestó en fotografiar esta evidencia física.


Gray Barker, un investigador de ovnis, también llegó una semana después y coincidentemente en el mismo día que llegó Sanderson, también encontró otros a entrevistar. Habló con el Sr. A.M. Jordan, el abuelo de Neil Nunley, quien dijo que había visto el destello de un objeto alargado volando sobre él. Disparaba bolas rojas de fuego por detrás y se cernió antes de caer encima de la colina.

El Sr. Barker también entrevistó a Nunley, cuya descripción del objeto discrepaba con la de su abuelo, aunque sí dijo que el objeto se había detenido y se cernió antes de caer en la colina. Esta disparidad puede haberse producido por las diferentes perspectivas de los testigos. A veces el ángulo desde el que se ve algo parece cambiar la forma y la dirección.




Otros testigos:

A pesar de las varias explicaciones de refutación presentadas por escépticos, no disuadieron a los testigos presenciales de lo que habían visto. Y debido a sus creencias inflexibles, incitaron a los renombrados ufólogos alrededor de los Estados Unidos hacer una investigación exhaustiva y encontraron otros testigos en la vecindad que no estaban presentes en la colina la noche del 12 de septiembre, pero han visto un OVNI y/o la criatura antes o después de esa fecha.

Dos californianos, una pareja casada que investigaba el fenómeno ovni, William y Donna Smith, asociados con "Civilian Saucer Investigation L.A." (una organización que investigaba los ovnis), obtuvieron un número de informes de testigos que afirmaron haber experimentado fenómenos similares o relacionados. Estos informes incluye la historia de una madre y su hija de 21 años de edad, que vivían cerca de once millas (17,7 kilómetros) de Flatwoods. Ella afirmó de haber encontrado una criatura con la misma apariencia que despedía el olor horrible, una semana antes del incidente del 12 de septiembre. El encuentro, según se informa, afectó a su hija tan grave que tuvo que ser ingresada al hospital de Clarksburg por tres semanas.

William y Donna Smith también obtuvieron una declaración de la madre de Eugene Lemon, en la cual dijo, que a la hora aproximada del accidente, su casa había sido sacudida violentamente y su radio se había apagado por 45 minutos. Además, el director de la Junta de Educación local informó que había visto un platillo volante despegándose a las 6:30 de la mañana del 13 de septiembre (la mañana después cuando la criatura fue avistada).

La noche siguiente después del encuentro otros incidentes inusuales ocurrieron. Un residente de Birch River declaró que había visto un objeto "anaranjado brillante" dando vueltas sobre el área de Flatwoods. El renombrado investigador, John Keel, hizo observaciones del incidente de Flatwoods y encontró otra pareja que había observado el monstruo y también había visto objetos extraños sobre la zona. El caso también fue investigado por el ufólogo y biólogo Ivan Sanderson que recogió muestras del suelo e informes de los testigos presenciales. Sus resultados no se hicieron públicos.

 Las enfermedades de los testigos:

Los que se encontraron con la criatura en la noche del 12 de septiembre informaron que padecieron con síntomas similares que duraron por un tiempo. Se dijo que estas enfermedades han sido causadas por ser expuestos a la niebla (o humo) emitida por la criatura. Los síntomas incluyeron irritación de la nariz e inflamación de la garganta. Lemon sufría de vómitos y convulsiones durante toda la noche y tenía dificultades con su garganta por varias semanas después.

Se informa que un médico que trató a varios de los testigos, ha descrito sus síntomas como similares a las víctimas de gas mostaza, aunque estos síntomas también son comunes con las víctimas de la histeria, que pueden ser provocados por la exposición a un evento traumático o impactante.

Por favor, tenga en cuenta: El perro que había corrido primero a la cima de la colina y volvió al grupo con el rabo entre las patas, vomitó y luego murió dos días después.

El 1952 un año de avistamientos de ovnis:

Si este extraño incidente fuera poco, el año de 1952 estaba lleno de oleadas de avistamientos de ovnis, en el mundo entero. Pero el país más afectado era los Estados Unidos de América donde se estalló la primera bomba atómica. Por lo tanto, era en una época que prácticamente había causado histeria entre la gente y los platillos voladores fueron vistos sobre instalaciones militares y nucleares, incluso sobre el espacio aéreo de la Casa Blanca. Por consiguiente, la Fuerza Aérea de los EE.UU. trató de identificar los avistamientos en dos formas.

1) Que el "Proyecto Libro Azul" entreviste a los testigos y acumule datos.

2) Despegar aviones de combate para que persiga e identifique los numerosos objetos aéreos no identificados que habían volado sobre instalaciones civiles y militares.

Conclusión:

Los escépticos porfían que el ovni era un meteoro y la criatura era un búho. Obviamente ellos vieron algo que les dio un susto de muerte y tercamente se atuvieron a lo que han visto a pesar de las aserciones de los escépticos.

¿El objeto volante era un meteoro?

Los escépticos y la Fuerza Aérea de los Estados Unidos declaran que lo que ellos vieron fue un meteoro. Esta declaración no coincide con los relatos de los testigos que el objeto fue visto dando vueltas alrededor de Flatwoods, cerniéndose sobre la colina antes de hacer un aterrizaje suave. Esto no sólo fue presenciado por los niños, sino por otros residentes de la zona. Un meteoro (también llamado una estrella fugaz) se lanza por el cielo apenas visible, por lo general va en línea recta y cuando choca contra el suelo, hace un ruido tremendo y un agujero grande, esparciendo escombros. Nada de eso fue visto, oído o encontrado.

¿La criatura era un búho?

La explicación insensata de que era un búho ha sido refutada por
algunos de los más renombrados investigadores de ovnis (como el físico nuclear Stanton Friedman y Frank Feschino, Jr. que ha investigado este caso por más de 25 años) debido a que el monstruo fue visto por debajo de las ramas más bajas del árbol de roble que medía 100 pies (30 metros) de altura y las ramas más bajas superaron los 12 pies. Esta criatura fue estimada alrededor de 12 pies (3,5 metros) de altura. Algunos han preguntado que si se tratara de un búho, entonces ¿por qué los testigos no lo vieron como tal, cuando fue alumbrado con una linterna? Los búhos no miden 12 pies (3,5 metros)  de alto y si se tratara de un búho posado en una rama de un árbol, ¿cómo pueden el árbol y el búho lanzar hacia ellos? Según los testigos, los ojos de esta criatura eran azules claros y disparaban rayos de luz. La criatura se identificó teniendo una cara roja brillante rodeada con un tocado parecido a una capucha puntiaguda en la parte superior (asemejando el as de picas). Otra vez, esto no es una descripción de un búho.  


Un reportero local, el Sr. Stewart, dejó que 5 de los niños dibujen el monstruo por separado y los dibujos hechos por cada uno de ellos son extraordinariamente parecidos (ver las imágenes a la izquierda). ¿Se parecen estos dibujos a los búhos?










Frank Feschino, Jr., quien ha estado investigando el encuentro de Flatwoods, ha concluido que el objeto de fuego visto volando sobre Flatwoods estaba envuelto en llamas y piezas se le caían, obviamente tenía problemas. El objeto parecía que estaba buscando un lugar aislado para aterrizar ya que siguió dando vueltas por el área antes de decidirse aterrizar en un lugar bien elegido, siendo una de las colinas más altas en el Condado de Braxton. Feschino también dijo que el monstruo de Flatwoods de 12 pies (3,5 metros) de altura era en realidad un tipo de dispositivo mecánico (un robot) y el olor a azufre era en realidad parte de un sistema de escape que hizo a la máquina en particular flotar. En otras palabras, la "falda plisada" verde brillante era en realidad algunos tipos de tubos verticales que disparaban hacia abajo el gas nocivo que hizo el dispositivo mecánico flotar y siendo el olor nocivo que hallaron en la colina enfermando a los niños la noche entera.



El árbol de roble blanco de 100 pies (30 metros) de altura, el más cercano a donde el monstruo de Flatwoods fue visto flotando y donde el humo gaseoso se parecía originar comenzó a morir y pudrirse poco después del incidente, exponiendo su núcleo.

Materias orgánicas carbonizadas se encontraron esparcidas cerca del árbol y donde fue visto el monstruo, dando credibilidad a lo que vieron los testigos.




Escrito por Nelson C. Rivera (PRUFON)







Lajas

Aunque haya habido muchos avistamientos inexplicables en el pueblo de Lajas, la situación allí ha sido amplificada por la cantidad de mentiras y exageraciones por un grupo de supuestos “ufólogos” que ignoran otras áreas de Puerto Rico para promover el turismo en Lajas. Eso quedó evidente cuando mi esposa y mi hija se confrontaron con una terrible experiencia con los extraterrestres en Aguada y ese grupo de charlatanes rechazó nuestra súplica de ayuda. Por supuesto, si hubiera sucedido en Lajas, habrían saltado a la oportunidad para la fama y el turismo para ese pueblo. Esos engaños y mentiras fueron aprobados y sancionados por el entonces alcalde de ese pueblo que nombró a la ruta 303, “ruta extraterrestre”. La idea de construir un “ovnipuerto”, “los avistamientos de la llorona”, y el mayor engaño de todos, “de que un OVNI se estrelló allí” sólo podría encontrarse en una novela de ciencia ficción.

Por Nelson Rivera
Lea más

Noticias

Feedjit

aliens-exam


Parte posterior de monedas estadounidenses de 25 centavos representando a Puerto Rico

中文(简体) Português English (US) Français Deutsch Italiano 日本語 한국어 Русский Español

Suscriba a este blog via →

El alien bailarín

Acerca de mí

Ufólogo, investigador criminal, músico, dibujante y escritor.


Yo trabajé 20 años para el Departamento de Corrección de la Ciudad de Nueva York. Primero como un Oficial de Corrección por 4 años, Capitán por 12 años y como "Deputy Warden" (diputado de prisión) por 4 años. Como agente de la policía y como supervisor, yo he conducido numerosas investigaciones criminales, algunas para alegaciones inimaginables.


En junio de 2005, después de mi retiro, me mudé a Puerto Rico con mi familia en donde mi esposa e hija tuvieron unas experiencias extraordinarias con extraterrestres. Estos encuentros con los alienígenas y abducciones subsecuentes de mi mujer y la falta de ayuda de los supuestos, "ufólogos" aquí en la isla, me llevó a involucrarme en el campo de la ufología y en la necesidad de ayudar a otros que han tenido experiencias similares.


Sobre PRUFON


PRUFON, Puerto Rico UFO Network, Inc., es una organización sin fines de lucro que lleva a cabo serias investigaciones y no conduce ninguna investigación que sea absurda. Nuestro objetivo es encontrar la verdad y las repuestas de unas de las más difíciles preguntas relacionadas con los avistamientos de OVNI, encuentros con los extraterrestres y abducciones alienígenas, etc. No estamos afiliados con ningún otro grupo ufológico en Puerto Rico ni en el mundo. PRUFON fue fundado en la ciudad de Aguadilla, Puerto Rico en septiembre de 2009 para compartir con el público lo que hemos logrado y hemos investigado en los campos relacionados con la ufología.


Esta red de Internet ofrece una perspectiva diferente en la vida, y trabaja duro para mantenerle informado sobre los fenómenos inexplicables que ocurren en la isla de Puerto Rico y en el Caribe. Colectamos y recopilamos informaciones sobre los objetos volantes no identificados (OVNIS) y otros fenómenos inusuales que los medios de comunicación (la prensa) y la ciencia no están dispuestos de exponer al público, ni quiere estudiar, ni si quiera reconocer.


Cualquier encuentro o avistamiento inusual que usted haya tenido y desea una investigación y/o desea publicarlo en este sitio Web, puede ponerse en contacto con PRUFON en prufon@gmail.com. Usted se mantendrá anónimo(a) si lo indica por escrito.






back to top

Subir